Tabaco

Fortuna llega a EE UU como marca de 'carácter español'

Fortuna comienza a hacerse un hueco en el mercado estadounidense. Imperial Tobacco ha decidido aprovechar el potencial de la popular cajetilla vinculándola al tirón de su carácter español. En 2009 será su lanzamiento en todo el país, aunque Fortuna ya está a la venta en Florida, Texas, California y Nueva York, posicionada en el segmento de precios medio.

Carácter español bajo paraguas británico. Imperial Tobacco ha decidido introducir en el competitivo mercado estadounidense la marca española con más renombre, Fortuna. Un lanzamiento que ha realizado a través de su filial Commonwealth Brands, la enseña que Imperial adquirió en 2007 para introducirse en Norteamérica.

La cajetilla de rubios aterrizó en el país de Marlboro en verano. En concreto, se lanzó en Florida y Texas, dos de los Estados con mayor población de origen latino. A ellos, acaban de sumarse California y Nueva York, mientras que el lanzamiento a escala nacional se irá llevando a cabo a lo largo de 2009.

Para su introducción en el gigante norteamericano, Imperial Tobacco ha optado por elaborar Fortuna en base a una mezcla específica de tabacos. Además, la enseña se comercializa bajo tres modalidades diferentes: full flavour, lights y menthol. Según apuntan desde la filial española, Fortuna estará ubicada dentro del segmento de precios medio, con el objetivo de complementar a la marca premium del grupo, Davidoff, y a las enseñas que Commonwealth ya tenía en EE UU, USA Gold y Sonoma.

El leitmotiv de la campaña publicitaria será 'el carácter español' de la enseña, para tratar de 'conservar los valores de la marca, como la pasión y la creatividad, ambos asociados al estilo de vida español', explican desde Altadis. Además, destacan que Imperial valora Fortuna como una de sus marcas con mayor potencial. No en vano, el lanzamiento en EE UU coincide con su introducción en otro mercado, el holandés, que se suma a Bélgica, Luxemburgo, Austria, Argelia y Brasil. En Holanda, Fortuna se coloca en el segmento de precios bajo, ya que es más barata que otras marcas de Imperial como JPS o West. En concreto, la cajetilla de 23 cigarrillos cuesta 4,50 euros.

Sin embargo, es la llegada al país norteamericano la que puede marcar un antes y después para la enseña, ya que, junto al creciente potencial de China, EE UU sigue siendo uno de los principales motores del sector. Aunque en los últimos años se ha ido reduciendo el consumo de tabaco, en parte por la presión derivada de las multimillonarias demandas contra las tabacaleras, los fumadores estadounidenses gastan cada año en cigarrillos alrededor de 70.000 millones de dólares (más de 55.800 millones de euros) y se calcula que 45 millones de adultos son fumadores en ese país. Según Philip Morris -cuya enseña Marlboro domina el 41% del mercado- los fabricantes de tabaco acumulan en EE UU un beneficio de 8.800 millones de dólares.

Resultados 2008

La matriz de Altadis, Imperial Tobacco, presenta hoy sus resultados de 2008. Los analistas consultados por Bloomberg estiman que su beneficio en el segundo semestre se reducirá cerca de un 25% al encarecerse las condiciones de financiación de la opa.