Jaume Tápies

'España e Italia son los destinos más afectados'

La crisis no toca al gran lujo. La red de hoteles exclusivos, con presencia en todo el mundo, avanza un 7%. Su presidente explica, sin embargo, que los establecimientos instalados en Italia y España son los más afectados por el deterioro de la demanda.

Jaume Tàpies nació hace 40 años en Andorra. Hijo de hotelero, creció empapándose de la gestión turística familiar. Es propietario del Relais & Châteaux, el Castell de Ciutat, en la Seu d'Urgell (Lérida) y fue nombrado presidente de la red internacional de gran lujo hace tres años. Considera que en época de crisis, 'o se es el mejor o se es el más barato'. La cadena, formada por 500 hoteles, opta por lo primero.

La crisis parece no impactar al segmento de gran lujo, como es la red hotelera que usted preside, Relais & Châteux.

Efectivamente. El centro de reservas de la red aporta cada vez más volumen a los asociados, un 25% más de un año a otro. También el nivel de ingresos de cada establecimiento se está incrementando un media del 7%. Nuestros hoteles europeos, que representan gran parte de la actividad, han logrado aupar las reservas un 12% y un 28%, los ingresos. Y todo esto, precisamente en esta época de crisis.

'Hay habitaciones más baratas. Resulta que lo que más se vende es lo más caro'

Parece que ante la situación, los mercados no se comportan de la misma manera en el negocio. ¿Cómo reacciona España?

España e Italia son los países más afectados por la situación. La causa no es otra que la terrible caída de la demanda procedente de sus países emisores de turistas, como son Gran Bretaña y Alemania. EE UU es otro de los destinos más afectados. Desde principios de este año, los establecimientos que tenemos en aquel país han recogido un descenso de las reservas del 15% y una leve merma de los ingresos del 1%. Pero hay una cosa que me preocupa bastante y es la reducción de los vuelos prevista por las aerolíneas. American Airlines pronostica un recorte de sus vuelos del 11% para los próximos meses.

Con la que está cayendo, ¿cuál es la razón que impulsa las ventas de Relais & Châteaux?

Una de las causas del avance es la subida de precio de las habitaciones que se ha elevado un 15% en el último año. Hemos pasado de un precio medio de 474 euros de precio medio a 543 euros. Con ello, hemos vendido más habitaciones, un 3% más.

¿No temen que al subir tanto el precio la demanda se debilite?

No. Nuestra estructura se basa en diferentes tarifas fijadas en el tipo de categoría de habitación. Un cliente puede reservar una habitación por 150 euros, por 500 y hasta por 1.000 euros. Resulta que lo que se más se vende es lo más caro.

Por esa razón, muchos de los hoteles de gran lujo (Intercontinental o el Villamagna de Madrid) convierten sus habitaciones estándar en suites...

Sí. Es lo que estamos haciendo en nuestro hotel de la cadena, el Castell de Ciutat, que hemos convertido dos habitaciones para hacer una suite. Ahora, o se es el mejor o el más barato. O bien perteneces a una gran red y estás completamente al día en los sistemas de reservas, o sólo lo pasarás muy mal.

Supongo que los requisitos para pertenecer a esta red de hoteles son muy exigentes.

Tenemos unos criterios de calidad que los resumimos en las cinco palabras que comienzan con la letra C en francés: carácter, cortesía, calma, encanto y cocina. Nuestra carta de calidad está muy basada en aspectos culturales de la zona donde esté instalado el hotel. Somos una familia que comparte unos valores y el cliente forma parte de esa familia. En todos los Relais & Châteaux, tiene que haber una persona que esté siempre al cuidado de los clientes. Además, queremos que el hotel sea una referencia del entorno. No queremos que los establecimientos de la red se parezcan entre sí, sino que estén en armonía con el lugar.

¿Quién controla que el hotel cumpla con esos requisitos?

El inspector de la red, asignado por el consejo. Es quien debe comprobar que cada hotel respete esa armonía. Además, el inspector realiza un análisis en el que expone las razones de por qué un hotel debe entrar o salir de la cadena.

¿Cuántos hoteles tienen que abandonar este año por no cumplir con los parámetros de calidad?

Hay 20 o 30 hoteles que no cumplen con todos los requisitos. Es duro decírselo a sus propietarios, pero es parte de la filosofía. En principio, estos establecimientos que llamamos casas, tienen un año para corregir sus errores. Si no lo hacen, deben salir. Aunque también entran unos 20 o 30 nuevos al año.

La crisis vuelve a cambiar la tendencia en el sistema de reservas...

Sí. El cliente tiende a reservar en el último momento, pero hay algo nuevo con la crisis: en lugar de hacer varias escapadas, como hasta ahora, contrata menos veces pero se queda más días.