Operación corporativa

Los bancos de Sacyr financiarán también a Lukoil para comprar el 30% de Repsol

Lukoil asumirá el préstamo de 5.175 millones con el que Sacyr financia su 20% en Repsol. Los 48 bancos acreedores, a los que se ha sumado La Caixa, negocian refinanciar esta cantidad y prestar la que resta hasta el 30% de Repsol que comprará la rusa. Fuentes empresariales aseguran que Lukoil no quiere aportar garantías añadidas si se deprecia la cotización, algo que rechazan los bancos.

Sin concretar oficialmente ni el precio ni el porcentaje del capital de Repsol que se venderá a Lukoil, La Caixa comunicó el viernes a la CNMV su asistencia a 'una reunión de entidades bancarias para tratar de la posible financiación de la operación' y en la que ella participaría 'como posible financiador'. A dicho encuentro acudieron representantes de los cuatro principales bancos acreedores del préstamo de 5.175 millones que Sacyr recibió a finales de 2006 para comprar el 20% de Repsol. Concretamente, el Santander, Citi, Caja Madrid y Calyon, financiadores de un 10% del préstamo, respectivamente, a las que se sumó la caja catalana.

La negociación continuará el lunes con la presencia del resto de bancos, hasta un total de 48, que prevén entregar una propuesta definitiva a Lukoil a mediados de la semana. No se trata, según fuentes financieras, 'de una subrogación sino de una migración del crédito', lo que implica otro contrato con condiciones nuevas. Además de esos 5.175 millones de euros, el grupo ruso necesitaría, al menos, otros 4.800 millones para completar la financiación del 30%, a un precio que podría superar los 27 euros por acción. Esto supondrá una fuerte prima del 117% sobre la cotización del viernes, de 13,91 euros.

Fuentes conocedoras de la operación aseguran que el grupo ruso se niega a aportar garantías añadidas en el caso de una depreciación de la cotización, pues considera que sus reservas mundiales de crudo 'son un aval suficiente' y prefiere que, en ese caso, la participación pase a los bancos. Sin embargo, estos se las van a exigir en el contrato. Por debajo de 12 euros, Sacyr aporta en prenda acciones de Testa.

REPSOL 12,72 -5,78%
SACYR 2,21 -5,38%

Sólo las catalanas

Aunque se había especulado con que la Mutua Madrileña, que tiene un 2% de Repsol, formaría parte del grupo vendedor, sólo se cederán el paquete de Sacyr; el 6,1% de Repinves (sociedad a través de la cual La Caixa tiene un 5% de la petrolera y Caixa Catalunya, el 1,1%), además de otro 3% del paquete que la primera entidad catalana tiene a través de su holding industrial, Criteria. La Caixa desveló por primera vez en su comunicado a la CNMV que Lukoil podría adquirir también 'parte' de la participación de Criteria en Repsol.

Tras el revuelo político provocado por la operación, a la que se ha opuesto el ministro de Industria, Miguel Sebastián, Moncloa se está esforzando en justificarla. Así, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó el viernes que el Gobierno desea que Repsol siga siendo dirigida por españoles, y cuente con un plan de actuación positivo para garantizar el suministro.

También Bruselas ha cambiado su discurso. La Comisión Europea señaló ese día que no ve ningún peligro para la seguridad energética del continente en la entrada de Lukoil en Repsol porque ésta no controla redes de distribución y suministro, informa Bernardo de Miguel. El portavoz de Andris Piebalgs, comisario europeo de Energía, recordó que la cláusula de la futura legislación comunitaria que permitiría bloquear la inversión de una empresa extracomunitaria como Lukoil sólo se aplicará para proteger 'redes energéticas, no compañías que venden energía'. Y 'hasta donde sabemos, Repsol no está involucrada en redes', señaló el portavoz de Piebalgas.

Las declaraciones suponen un cambio radical por parte de Bruselas, que reaccionó con cautela y un cierto desprecio cuando la oferta sobre Repsol parecía proceder de Gazprom, la gasística estatal rusa. Entonces, el presidente de la CE, José Manuel Barroso, recordó la posibilidad de usar la llamada cláusula de reciprocidad para frenar al gigante ruso.

Precisamente, la operación no debe ser examinada por la Comisión de la Energía, por no ser Repsol una empresa con actividades reguladas.

La rusa, sin banquero

Citi y Dresdner son los bancos de negocios que trabajan en la operación por cuenta del bando español: Repsol, La Caixa y Sacyr. Sin embargo, y es algo que ha sorprendido a los vendedores, Lukoil no tiene banquero. Un ejemplo del modo de trabajar de la empresa rusa, dicen algunos.

El minoritario se queda sin una prima suculenta

La normativa permite a un inversor adquirir hasta un 30% de una cotizada sin lanzar una opa. Pero, en ese caso, no puede ejercer su control, teniendo la mayoría del consejo o nombrando presidente ejecutivo. La operación de Repsol, por la que dos grandes accionistas recibirán una desproporcionada prima del 117% (si el precio es el previsto de 27 euros por acción) plantea dudas legales a la vista de que los minoritarios se quedan sin vender sus títulos y con una expectativa menor de opa, pues lo más probable es que Lukoil controle Repsol sin hacer una oferta total.

La CNMV estudia de oficio la operación, que podría complicarse si se detecta algún tipo de concertación entre la rusa y La Caixa, antes o después de que se cierre, según fuentes jurídicas.

La asociación de minoritarios Aemec, que preside Javier Cremades, ha reclamado una opa para que todos los accionistas puedan beneficiarse de la prima de control.