Crisis económica

Merkel augura que 2009 será "un año de malas noticias"

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido de que el año próximo no se pueden esperar rápidas mejoras de la situación económica y coyuntural debido a la crisis financiera que sacude los mercados internacionales. Merkel, que subrayó que la conservación del empleo y el mantenimiento de los puestos de trabajo es la prioridad de su Gobierno, dijo que 2009 "va a ser un año de malas noticias".

"Tenemos que contar con que el año próximo, por lo menos en los primeros meses, va a ser un año de malas noticias", declara Merkel en una entrevista adelantada por el dominical Welt am Sonntag. La jefa del gobierno alemán destaca que el desarrollo de la economía es actualmente muy difícil de predecir, tanto para Alemania como para Europa o el mundo y subraya: "Hemos conseguido estabilizar los mercados financieros gracias al paquete de medidas de rescate para los bancos, pero es necesario aún que retorne la confianza y que el llamado mercado interbancario funcione de nuevo por completo".

Pese a todo expresa su esperanza de que el paquete de medidas coyunturales recientemente aprobado por su gobierno sirva de puente para que "en 2010 se vuelva a repuntar". Merkel se expresa además a favor de utilizar el paquete de medidas coyunturales de la UE para fomentar las innovaciones y "aprovechar la actual situación para asegurar el futuro de Europa, sobre todo allí donde tecnológicamente" no se está aún "a la altura de los tiempos".

El empleo es la prioridad en la crisis

Merkel subrayó hoy que la conservación del empleo y el mantenimiento de los puestos de trabajo es prioridad de su Gobierno a la hora de hacer frente a las consecuencias de la crisis financiera internacional. El paquete de medidas coyunturales aprobado por su Gabinete tiene el fin de crear puentes "para cuando llegue el tiempo de que el crecimiento económico vuelva a ser posible en todo el mundo", señaló la canciller alemana en el habitual mensaje de vídeo que su oficina difunde los sábados por internet.

Se trata también de "invertir el dinero de manera que se vea reforzada la capacidad y la fuerza innovadora de Alemania en el futuro", dijo Merkel, quien hizo hincapié en el programa de créditos extraordinarios para las pymes. "Y hacemos también todo lo posible para que nuestro paquete (de rescate) bancario haga que los institutos concedan por fin de nuevo los créditos que necesita nuestra economía", añadió en su mensaje.

Tras comentar que el paquete de medidas nacionales fluye además en la actuación conjunta de los países de la Unión Europea, recordó que el consejo Europeo acordará en diciembre medidas conjuntas para hacer frente a la crisis. "Para ello, cada país hará uso de su propio maletín de herramientas, aunque conjuntamente todos haremos algo para afrontar la crisis", señaló Merkel, quien destacó la existencia "de una serie de posibles iniciativas europeas para estimular las inversiones en Alemania". Entre estas, dijo, figura "un razonable paquete climático, que asegura y no amenaza puestos de trabajo en la competencia internacional", así como "la innovación en el campo de internet".

La meta posible es convertir Europa en un continente que garantice a todos sus ciudadanos una conexión a la red virtual mundial. "Y también podría figurar el desarrollo de nuestra red europea de electricidad, de manera que contemos con un mercado energético realmente competitivo para la corriente eléctrica en Europa", señaló finalmente la jefa del Gobierno alemán.