Aerolíneas

Air Comet contratará a 200 trabajadores despedidos de la compañía Futura

El Gobierno balear y la compañía española de vuelos de larga distancia Air Comet han firmado hoy un acuerdo de colaboración por el que se comprometen a sentar las bases necesarias para la "recolocación de 200 trabajadores que han quedado en situación de desempleo tras el cierre de la compañía aérea Futura".

El convenio ha sido firmado esta mañana por el presidente balear, Francesc Antich; la consellera de Trabajo y Formación, Joana Barceló, y el consejero delegado de Air Comet, Gonzalo Pascual.

Pascual, que también ocupa la presidencia del grupo turístico Marsans, ha indicado que la colaboración entre la compañía y la institución "ha sido posible, sobre todo, gracias a la gran sensibilidad del Gobierno autonómico de buscar soluciones a los problemas tanto del sector aéreo como de sus trabajadores".

Antich ha indicado que "es una iniciativa de enorme transcendencia. Cuando el Gobierno conoció la oportunidad de ayudar a estas personas, no dudó en ningún momento en aprovecharla" y ha añadido que "el paro para el Gobierno es en este momento una obsesión".

El contenido del convenio, según Barceló, constará de dos partes. La primera se corresponde con un "nivel de intermediación" por el cual la Consellería dará a conocer a los trabajadores desempleados de Futura el perfil requerido por Air Comet, para más tarde recoger las solicitudes que sean presentadas.

Una vez aglutinadas las peticiones de empleo "por categorías", la Conselleria, ha señalado Barceló, facilitará a la aerolínea "la información requerida de todas aquellas personas que respondan al perfil" requerido y, a partir de ahí, ha seguido, "será la propia compañía la que haga la selección del personal".

Pascual ha informado de que la incorporación de estas 200 personas "se intentará llevar a cabo cuanto antes", aunque ha apuntado que "no se puede hablar de un plazo concreto" y que "dependerá de la llegada de nuevos aviones a la flota".

En este sentido, el consejero delegado ha indicado que entre 2008 y 2010 se "tendrá la posibilidad de incorporar a la flota" un total de 17 unidades del modelo 3-30 de Airbus, que posibilitarán realizar más "vuelos intercontinentales sin escalas"; y 4 aviones del tipo 3-80 que "podrían llegar a finales de 2010".

Pascual, que también preside el grupo Marsans, ha explicado que "aunque el mundo esté inmerso en una turbulencia financiera por la escasez de crédito", las aéreas y las empresas turísticas "pueden estar tranquilas ya que el turismo es uno de los sectores más resistentes que hay y de los que mejor lleva la crisis".

"Todos esperamos que 2009, desde nuestro punto de vista, sea un año de contención, no de catástrofe. En 47 años que llevo dedicado a este sector no he vivido una situación como ésta. Su solución sólo será factible si entre todos empujamos el coche", ha comentado Pascual.