Directivos

Cascos ficha por Softtek como presidente en España

El ex vicepresidente del Gobierno sigue los pasos de otros políticos del PP que han engrosado las filas de empresas tecnológicas.

El ex vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, ha sido fichado por la compañía tecnológica mexicana Softtek como nuevo presidente de su filial en España. El nombramiento quedó enturbiado ayer, al saberse que el político tenía que declarar hoy ante un juzgado de Madrid, después de que Sacyr Vallehermoso presentara una querella por el presunto envío de un SMS falso que pudo provocar la caída en Bolsa de la constructora.

Álvarez Cascos eludió entrar en el tema en un encuentro con periodistas. 'No tengo nada que decir, porque no tengo ningún dato. La información la tienen ustedes', dijo, añadiendo que no era 'el foro' para hablar de ello. La presidenta y consejera delegada de Softtek, la mexicana Blanca Treviño, quiso también restar importancia a la noticia. 'No hay nada por lo que en Softtek tengamos que estar preocupados', afirmó, tras ser preguntada sobre si la noticia podría afectar negativamente a la imagen de la empresa mexicana, presente en España desde hace cuatro años.

Tras los pasos de Isabel Tocino

Cascos que reportará a la presidenta de Softtek, Blanca Treviño, se encarama así a la cúpula de una empresa tecnológica, como ya hiciera años atrás su compañera de gabinete Isabel Tocino, que presidió la filial española de Siebel, hoy adquirida por Oracle. Más recientemente Eduardo Zaplana se incorporó a Telefónica como delegado de la compañía para Europa. Cascos aclaró que compaginará la presidencia de Softtek España con su agenda en Aqualium, Tecnas y Spineq. Y añadió que no cree que su fichaje vaya a crear suspicacias en otras empresas. 'Lo que se examina son las consideraciones éticas y profesionales, y en ambas estoy muy tranquilo'.

Con la incorporación de Álvarez Cascos, Softtek, especializada en servicios de tecnologías de la información, busca reforzar su cúpula en España, país desde el que la compañía atiende también a sus clientes del resto de Europa. Treviño explicó que quieren acelerar su expansión en el Viejo Continente y, particularmente, su presencia en España. 'El objetivo es multiplicar por dos nuestra facturación en España hasta 2010 de forma orgánica, y estamos seguros de que Francisco, con su experiencia, nos va a ayudar a acelerar el proceso de entendimiento del mercado español y a transmitir los beneficios de nuestro modelo de negocio, porque la forma en que las compañías contratan servicios es distinta en China, México o España'. 'Sin duda es un aval para nosotros, ya que nos permitirá llegar al interlocutor adecuado en cada empresa', subrayó.

En 2007, Softtek facturó en Europa 5,5 millones de euros, un 120% más que en 2006. A nivel global, sus ingresos se elevaron a 240 millones de dólares, siendo EE UU su mayor mercado (un 38% de la facturación), seguido de Brasil y México. Europa y Asia representan sólo un 8%. Su previsión es crecer a nivel global un 20% para el próximo año.

La firma, que compite en España con Indra, Accenture o IBM, entre otras, tiene un centro en A Coruña, con 200 profesionales y cuenta entre sus clientes españoles con Caixa Galicia y Bankinter. También dan desde España servicios a entidades en Reino Unido, Irlanda, Francia o Italia, como GE o HP. Treviño y Cascos se mostraron optimistas pese a la crisis. 'Las empresas necesitan más que nunca apoyo para ser eficientes, y en eso somos especialistas'. Treviño destacó que Softtek tiene ocho centros, en México, China, España, Brasil... 'Damos servicios desde uno u otro según sea más efectivo para el cliente. Unimos cercanía y alcance global'.

Acude hoy al juez por la denuncia de Sacyr

Álvarez Cascos comparece hoy a las 10.30 horas ante el Juzgado de Instrucción Número Uno de Madrid para aclarar si fue o no el autor de un rumor difundido a través de un mensaje móvil el pasado 20 de febrero que alertaba sobre una hipotética suspensión de pagos de Sacyr Vallehermoso. Ayer, la Cadena Ser informó que la firma ha presentado una querella contra el ex ministro de Fomento. Según Sacyr, el falso rumor, enviado presuntamente desde un móvil contratado por una empresa de la pareja del político, provocó que sus acciones cayeran más de un 12% en dos días.