Administración

El Senado argentino aprueba la nacionalización de fondos privados de pensiones

El Senado argentino ha aprobado este viernes por el proyecto de ley de nacionalización de los fondos privados de pensiones. El sí ha obtenido una contundente mayoría tras un debate que se ha prolongado durante 12 horas.

La iniciativa, que hace dos semanas ya había recibido el visto bueno de la Cámara de Diputados, ha sido aprobada en el Senado, de mayoría oficialista, por 46 votos a favor, 18 en contra y una abstención. La reforma constituye una contundente victoria del Gobierno que preside Cristina Fernández y supone el traspaso al Estado de los millonarios recursos que desde hace catorce años están en las carteras de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP).

La reforma constituye una contundente victoria del Gobierno que preside Cristina Fernández y supone el traspaso al Estado de los millonarios recursos que desde hace catorce años están en las carteras de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP). Una ley que pone fin al sistema de jubilación por capitalización creado en 1994 y permite el traspaso a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) de unos 78.000 millones de pesos (23.350 millones de dólares) aportados por millones de trabajadores argentinos en estos años a las AFJP.

"Un problema fiscal y de cuentas"

La reforma fue propuesta hace un mes por el Gobierno de Fernández, que alegó la urgencia de cambios en el régimen por la súbita y fuerte caída de la rentabilidad de los fondos de las AFJP, invertidos en bonos públicos y acciones que se han desplomado por la crisis financiera global, lo que compromete los ingresos de los futuros jubilados. El pasado 19 de octubre la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, firmó en un acto público inesperado y retransmitido por la televisión, el proyecto de esta ley. Un anuncio que dejó sin respiración a una sociedad que ha sufrido la pérdida de valor de sus ahorros y que se pregunta qué sentido tiene la nacionalización y a donde irá a parar su dinero.

Desde la oposición han denunciado que el Gobierno ha buscado nacionalizar los fondos para asegurarse recursos que le permitan hacer frente a abultados pagos de deuda en 2009, que será además año de elecciones legislativas. Para el jefe del bloque de senadores de la opositora Unión Cívica Radical (UCR), Ernesto Sanz, la reforma esconde "un problema fiscal y de cuentas". Por su parte, los senadores de Propuesta Republicana (Pro), enviaron una carta al vicepresidente argentino, Julio Cobos, en que le piden que vete la ley haciendo uso de sus facultades como titular provisional del Ejecutivo, ya que la mandataria Fernández está fuera del país.