Oferta de compra

El comité de vigilancia del Gobierno italiano da luz verde a la oferta de CAI sobre Alitalia

El comité de vigilancia del Gobierno italiano ha dado luz verde a la oferta de compra presentada por el consorcio de empresarios CAI sobre Alitalia, según dio hoy a conocer el comisario extraordinario de la compañía de bandera, Augusto Fantozzi.

Se trata del primer paso hacia la aceptación definitiva de la oferta por parte del Ejecutivo, que emitirá su veredicto a través del ministro de Desarrollo Económico, Claudio Scajola. Sin embargo, Scajola puntualizó hoy que todavía está valorando la situación, por lo que su decisión final podría tardar otro día más en darse a conocer.

Tras el vía libre del Gobierno, la CAI podrá poner en marcha su programa de reflote con una inversión de 1.000 millones de euros, que servirán para comprar los activos todavía rentables de Alitalia y zanjar parte de la deuda que acumula desde hace años. El objetivo es que el primer vuelo de la nueva compañía despegue el próximo 1 de diciembre.

Otro de los frentes que todavía están abiertos es el de la elección del socio internacional, cuya participación es imprescindible para el desarrollo del plan, y entre los que se barajan los nombres de Lufthansa y Air France-KLM.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se pronunció ayer claramente a favor de la aerolínea alemana con ocasión de la cumbre bilateral entre Italia y Alemania que se celebró en Trieste (Norte de Italia) y en la que también participó la canciller alemana, Angela Merkel.

Fuentes de Lufthansa han señalado en diversas ocasiones el interés en el mercado italiano de la aerolínea alemana, que ha potenciado su presencia en el aeropuerto de Milán-Malpensa y que ha admitido estar siguiendo de cerca la situación de Alitalia.

Por lo demás, la crisis de Alitalia volvió a notarse nuevamente en los principales aeropuertos del país, donde la compañía de bandera ha cancelado ya alrededor de un centenar de vuelos, la gran mayoría en Roma-Fiumicino así como en los aeródromos de Milán-Linate y Milán-Malpensa.