Según 'FT'

Ferrovial podría tener que reducir un 32% sus pretensiones para vender Gatwick

Ferrovial podría verse forzado a recortar un 32% sus pretensiones económicas respecto a la venta del aeropuerto londinense de Gatwick en el actual escenario de crisis, en el que los precios de las propiedades se mueven a la baja, mientras que la crisis de crédito y las tasas por combustible han castigado a los consumidores, provocando una reducción del 10,3% en el tráfico de pasajeros del aeropuerto de la capital británica, según apunta Financial Times en su 'Lex Column'.

En concreto, el diario británico señala que el precio de unos 2.500 millones de libras (2.974 millones de euros) que pretende obtener Ferrovial, que controla Gatwick a través de su filial británica BAA, "está por las nubes", y apunta que tomando como referencia los criterios aplicados en Reino Unido en el sector del agua, el precio del aeropuerto rondaría los 1.700 millones de libras (2.023 millones de euros).

En este sentido, el periódico apunta la dificultad de lograr un acuerdo al precio solicitado por BAA ante la caída "en picado" de las cifras de pasajeros, que en el caso de Gatwick bajaron un 10,3% interanual el mes pasado.

Asimismo, 'FT' advierte de que en las actuales circunstancias no sirven de referencia las valoraciones de otros aeropuertos y señala que los analistas consultados consideran que Gatwick es un activo "maduro", con ingresos regulares, en el que no hay demasiado margen para nuevos vuelos o nuevas fuentes de ingresos minoristas.

FERROVIAL 17,81 0,74%

De este modo, el rotativo advierte de que "la angustia de ser un vendedor forzado en un mercado de propiedades en caída no es una prerrogativa exclusiva de los hogares sobreendeudados", puesto que la compañía española se ve obligada a desprenderse de Gatwick para cumplir con las condicones impuestas por el regulador británico de competencia.

"Ferrovial esperará que los compradores no se asusten por las turbulencias, puesto que, después de todo, tiene otras presiones no regulatorias para vender, ya que su negocio de construcción se ha visto afectado por la tormenta inmobiliaria en España y el grupo necesita reducir su endeudamiento", señala 'FT'.