Consecuencia del paro

Las prestaciones por desempleo en 2009 rondarán los 30.000 millones

El gasto en prestaciones por desempleo superará los 24.000 millones de euros en 2009, según CC OO. Si el paro aumentase a un ritmo superior al de los últimos meses, la cantidad superará los 30.000 millones, muy por encima de las previsiones oficiales.

El aumento del paro tiene una consecuencia clara: el gasto en prestaciones por desempleo, una partida presupuestaria que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se ha comprometido públicamente a mantener como pilar de su política social. El problema es que el desembolso en los últimos meses se ha disparado. Si en 2007 el coste fue de 15.028 millones de euros, en 2009 puede superar con facilidad los 25.000 millones.

Hasta el mes de octubre de 2008, el gasto en prestaciones por desempleo ha alcanzado los 14.549 millones, un 92% de los 15.777 millones presupuestados para todo el año, por lo que el Ejecutivo tendrá que inyectar más dinero al Servicio Público de Empleo Estatal. El gasto medio mensual en lo que va de año ha sido de 1.616 millones, por lo que como mínimo a final de 2008, el coste total se acercará a los 20.000 millones.

Sólo en septiembre el gasto fue de 1.894 millones, un 40% más que en el año anterior. Si el coste de las prestaciones sigue creciendo a este ritmo, algo previsible para los sindicatos, a final 2008, como previsión menos pesimista, el Servicio Público de Empleo repartiría alrededor de 21.000 millones en prestaciones. El sindicato ha calculado que el año acabará con pagos de 22.000 millones.

Si estas previsiones pesimistas de aumento del 40% se proyectan a 2009, el gasto alcanzaría los 29.400 millones. Y pueden superar los 30.000 millones si se agravan aún más. De momento, CC OO ha calculado un mínimo de 24.500 millones, porque aunque prevé que la tasa de empleo siga creciendo, también considera que la duración media por desempleo ronda los seis meses, por lo que habrá una alta rotación entre a los que se le acabe el paro y los que empiecen a cobrarlo. En cualquier caso, esta horquilla está muy por encima de los 22.000 millones de las previsiones del Gobierno para los Presupuestos del año que viene. Aunque el Ejecutivo ya ha reconocido que, ante el agravamiento de la crisis a nivel mundial, revisará el cuadro macro y sus previsiones de desempleo (inicialmente en el 12,5%). En el segundo trimestre del año, el paro ya se ha situado en el 11,33%.

La gravedad de la crisis económica y el ritmo de destrucción de empleo hacen factible estas cifras. Sólo en octubre, 192.000 personas se sumaron a las colas del paro (para llegar hasta los 2,8 millones de desempleados) y gran parte de ellas cobrarán una prestación.

Para comprender mejor la dimensión del gasto en la protección social por desempleo se puede comparar con otra partida importante en los presupuestos: las pensiones. Desde 2000, el gasto para parados se mantenía alrededor de un 15% del total que el Estado se gasta en pensiones, pero para 2008 ya supondrá un 20% y en 2009 un 25%.

La mesa sobre empleo en el diálogo social se reanuda esta semana

'La mesa de empleo está cogiendo telarañas', asegura un miembro de la negociación del diálogo social por parte de CEOE. En las últimas semanas esta mesa ha estado paralizada por distintos motivos, como la sustitución del secretario general de la patronal, Juan Jiménez de Aguilar, por José María Lacasa, y por la presentación del Ejecutivo de nuevas medidas que ha distraído a los negociadores de sus proyectos iniciales. Entre estos, está la reforma de los Servicios de Empleo.

Pero Lola Liceras, secretaria de Empleo de CC OO también pedirá al Ministerio de Trabajo un análisis sobre el ratio de parados, según grupos de edad, que cobran prestaciones (llamada tasa de cobertura).

El sindicato teme que los más jóvenes están sufriendo las peores consecuencias de la crisis, ya que en muchos casos no disponen de suficientes meses cotizados para cobrar el paro, y además no alcanzan los criterios de edad para cobrar subsidios.

El gasto vuelve a superar el 2,5% del PIB, a niveles de principios de los noventa

El ritmo de crecimiento del gasto por encima de los 24.500 millones que calcula CC OO, sería el más alto alcanzado jamás en España. En 1982 se gastaban 2.646 millones y en 1995, tras superar la crisis de principios de los noventa, alrededor de 10.414 millones.

Pero además, el gasto en prestaciones respecto al PIB empieza a repuntar a niveles desconocidos desde finales de los ochenta y principios de los noventa. Desde 2001, este gasto se sitúa en torno al 1,5% del PIB, pero en 2008 ya podría alcanzar un 1,9% y en 2009, escalaría hasta el 2,6%, un ritmo similar al de 1993, en la última crisis importante de la economía española.

Este gasto es cinco veces mayor que la reforma fiscal aprobada en la última legislatura, ya que el recorte del impuesto de sociedades y del IRPF ha supuesto un coste de recaudación para Hacienda. Y es equivalente a casi seis veces la ampliación del aeropuerto de Barajas, que costó alrededor de 4.500 millones.