Ganancias

EADS vuelve a beneficios pese a la incertidumbre del A-400M

EADS volvió a arrojar beneficios al cierre del tercer trimestre del año, pese a que las incertidumbres sobre el avión de transporte militar A-400M se mantienen. El grupo va a lanzar un nuevo plan de ahorro de 200 millones hasta 2012.

El consorcio aeroespacial europeo EADS vuelve a la senda de los beneficios, al menos de forma temporal. En los nueve primeros meses del año, el grupo logró un resultado neto de 1.082 millones de euros frente a los 705 millones de pérdidas que registró en el mismo periodo de 2007. Los mercados reaccionaron positivamente, con una revalorización de los títulos de EADS del 3,6% el viernes, hasta los 12,31 euros.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se multiplicó por cuatro, hasta los 3.143 millones, mientras que el resultado operativo (Ebit) pasó de unos números rojos de 353 millones a un beneficio 2.018 millones de euros. Los ingresos del consorcio mejoraron un 7%, hasta los 29.440 millones.

Las principales divisiones del grupo mantuvieron una contribución positiva a los resultados. Así, a 30 de septiembre, Airbus, filial de aviación comercial, había conseguido un Ebit de 1.501 millones frente a las pérdidas del año pasado. En la misma línea, el fabricante de helicópteros Eurocopter mejoró su resultado operativo un 45%, la división de Espacio, un 97%, y la actividad de Defensa y Seguridad, un 74%.

La evolución que han experimentado las cuentas de EADS está directamente relacionada con la ausencia de las cargas negativas que marcaron el balance de 2007, con gastos asociados al plan de ajuste Power8, al lanzamiento del A-350 y a los retrasos en el A-400M.

Precisamente, este último programa, el del avión de transporte militar, es la principal sombra que se cierne sobre el futuro del grupo. De momento, el sobrecoste que se ha apuntado EADS en 2008 por los problemas en el A-400M es de 341 millones. Sin embargo, esta cifra se ampliará al cierre del ejercicio (en 2007, el impacto negativo fue de 1.400 millones de euros).

Sin nuevo calendario

El consejero delegado del grupo, Louis Gallois, admitió el viernes que se mantienen los problemas con el sistema de propulsión del aparato, la integración de equipos y determinados suministros, 'lo que dará lugar a nuevos retrasos' e impide fijar un nuevo calendario para el primer vuelo. Por eso, y hasta tener un nuevo plan de tiempos, el consorcio ha decidido dejar de anotarse contablemente los hitos contractuales del proyecto, como ha venido haciendo hasta ahora. Esta decisión supondrá ajustes tanto en los ingresos como en el Ebit al final de año.

Pese a estas incógnitas, el grupo mantiene su previsión de ingresos para el cierre del ejercicio, de 40.000 millones de euros, con más de 470 entregas de aviones. Además, espera que Airbus consiga nuevos pedidos por más de 850 aviones.

En todo caso, la cúpula de EADS ha decidido dar otro impulso a sus medidas de ajuste con un nuevo plan (Future EADS) para ahorrar más de 200 millones con mejoras de gestión entre 2011 y 2012.

Sin problemas de liquidez en el futuro inmediato

'EADS afronta la repercusión de la crisis financiera desde una posición sólida', indicó el viernes el consejero delegado del grupo, Louis Gallois. Según explicaron los directivos, la posición de tesorería neta de EADS alcanzó al cierre del tercer trimestre una cifra récord de 9.000 millones de euros, frente a los 7.000 millones de 2007. Además, el grupo mantiene una línea de crédito de 3.000 millones, que todavía no ha utilizado y que está disponible en caso de necesidad. La compañía prevé terminar 2008 con un flujo de caja libre superior a los 2.000 millones, el doble de lo estimado inicialmente. Con estas cifras, EADS prevé tener margen para hacer frente a las cancelaciones de pedidos previsibles por la crisis y a las necesidades de las aerolíneas.