_
_
_
_
Tendencias

El español es un buen negocio

¿Cuánto vale nuestra lengua? Los economistas calculan que casi el 16% del PIB se debe al uso del castellano.

El espanol es un buen negocio
El espanol es un buen negocio

Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos, se lamenta en su libro La audacia de la esperanza de no conocer el español; le consuela, eso sí, que sus hijas lo estudien con aprovechamiento. El castellano es en número de hablantes la cuarta lengua del mundo, por detrás del chino, el inglés y el hindi; desde 1998 crece a un ritmo anual del 10%, lo que significa que de continuar la tendencia, Malia y Sasha Obama estarán dentro de esa cuarta parte de la población mundial que, según los expertos, a mediados de este siglo hablará español.

Al protagonismo de nuestra lengua en un mundo culturalmente diverso hay que añadir la realidad económica: el español se utiliza para hacer negocios y es una considerable fuente de riqueza. Un valor que economistas cifran en casi el 16% del Producto Interior Bruto de la economía nacional.

Pese a todo, el valor económico del idioma no resulta fácil de medir. El libro El español de los negocios, que acaba de publicarse en España, analiza su importancia en la creación de riqueza a través de la visión de 25 figuras del mundo de la política (el ministro de Cultura, César Antonio Molina o el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera), la economía (Emilio Botín, presidente del Santander, César Alierta, presidente de Telefónica o Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola) y la cultura (Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes o Víctor García de la Concha, director de la Real Academia de la Lengua).

El estudio del valor económico del español es para José Luis García Delgado, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 'una veta fabulosa'. Desde 2005, dirige junto con los profesores José Antonio Alonso y Juan Carlos Jiménez, una investigación en esta línea para la Fundación Telefónica. Su trabajo revisa otro anterior del profesor Ángel Martín Municio, en el que tras considerar la lengua como un input que se incorpora a todos los bienes y servicios que se producen en el país llegaba a la cifra de que el 15% del PIB se debía al español. García Delgado actualiza el trabajo con la contabilidad nacional de 2004 y la aumenta hasta casi el 16%, mientras que el empleo que se puede atribuir a la lengua española se sitúa entre el 17%-18% del número total de ocupados.

Por sectores, la relevancia económica del idioma alcanza los porcentajes más altos en educación, comunicaciones, industrias culturales y otras actividades empresariales. Según la reflexión de César Alierta, 'el español es un valor transversal que afecta a contenidos y a tecnologías. Es ya un valor instalado en pleno corazón de la sociedad de la información'.

En los flujos comerciales, la lengua multiplica hasta casi tres veces los intercambios con los países iberoamericanos y el flujo de inmigrantes de esta zona es probablemente dos veces y media superior a lo que hubiera sido sin una lengua común. 'Al dominar el idioma, alcanzan una mayor inserción laboral y social, con el consiguiente ahorro en el sistema educativo, sanitario', indica José Luis García Delgado.

Este experto destaca también el ahorro de costes de transacción para las empresas españolas en su expansión iberoamericana. Lo corrobora el presidente del Banco Santander cuando señala que 'contar con un idioma común facilitó sin duda nuestra expansión en Latinoamérica y sentó las bases de ampliación para poder dirigirnos posteriormente a otros mercados'.

El potencial del idioma

El español de los negocios nace dentro del Plan del español para extranjeros 2005-2011 de la Junta de Castilla y León, uno de los principales destinos para el aprendizaje del idioma. El objetivo es duplicar, al término del plan, el número de alumnos extranjeros en la comunidad, hasta los 60.000.Su importancia y potencial será abordado en el Congreso Internacional sobre el valor del idioma español, que se celebrará en Salamanca del 24 al 26 de noviembre. Una de sus conclusiones será la creación de un observatorio para el seguimiento de las cifras, anuncia Alberto Gutiérrez, viceconsejero de Cultura de la Junta de Castilla y León.La industria de la enseñanza del español, de gran relevancia económica, enseña su potencial con cifras: en nuestro país hay en torno a 240.000 estudiantes extranjeros, frente a los 1,5 millones de Gran Bretaña. En el mundo, 17,8 millones de estudiantes están matriculados en clases de español.La capacidad de crecimiento está en Brasil, con seis millones de estudiantes actualmente, y China e India. Son países prioritarios para Castilla y León, a ellos va dirigido un programa de 500 becas anuales, con el apoyo del Cervantes.Los más interesante son los estudiantes de español de negocios, con una renta disponible de 2.00 euros, frente a los 700 del estudiante entre 16 y 22 años.Entre los proyectos de la Junta destaca la celebración de la primera Feria Universal de la Lengua y la Cultura en Español en 2010 -ha pedido al Gobierno que sea declarado Año Internacional del Español- en Valladolid. Como parte del proyecto, convertir la capital castellano leonesa en subsede del Feria del Libro de Guadalajara (México), la más importante en castellano.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_