Alta Velocidad

Siemens investiga un nuevo sistema de tracción del AVE que se fabricará en España

Siemens investiga un sistema de propulsión para la nueva generación de trenes de alta velocidad, que integrará los motores con los ejes de los convoyes. El consejero delegado de Siemens España, Francisco Belil, explicó que 'cuando esta tecnología esté lista la traeremos a la planta de Cornellá'.

El responsable de Siemens en España y de la región del suroeste de Europa, Francisco Belil, destacó ayer que el grupo prepara un nuevo sistema de tracción para las próximas generaciones del AVE que se fabricará en la planta española de Cornellá (Barcelona). Esta fábrica centenaria produce motores para trenes.

Belil señaló que se tratará de un tipo de propulsión revolucionario, que prevé aprovechar la energía que generan los ejes del tren en movimiento. La intención del equipo de investigación ubicado en Alemania trabaja para incorporar esta energía al propio motor propulsor, consiguiendo un ahorro significativo. Belil concretó que 'lógicamente, cuando el sistema esté preparado lo produciremos en Cornellá'.

El consejero delegado de Siemens en España pronunció una conferencia sobre la innovación en la gestión del talento, organizada por PricewaterhouseCoopers, en la que puso como ejemplo de los proyectos de investigación del grupo el nuevo prototipo de tracción. 'Hace años nos dimos cuenta que los trenes AVE no necesitaban locomotora, porque reducía la longitud de los convoyes. Por lo tanto, desarrollamos una tecnología para incluir los motores en la parte inferior de los vagones. Ahora pretendemos dar otro salto adelante con el nuevo sistema'. Siemens mantiene un nivel inversor en temas de I+D del orden de 3.400 millones de euros anuales a nivel mundial, con 23 patentes diarias.

En un encuentro posterior con periodistas, Francisco Belil destacó que la multinacional cuenta con muchos proyectos en España, como el desarrollo de la reciente compra del fabricante de material eléctrico BJC y la potenciación del negocio relacionado con el agua, 'donde ya hemos contratado a 100 ingenieros'. El grupo está interesado en sectores tecnológicos como el hospitalario, centrado en el diagnóstico in vitro y por imagen.

Belil pronunció su conferencia al mismo tiempo que el grupo presentaba en Alemania los resultados del año fiscal cerrado en septiembre pasado, que aumentaron un 45,8%, hasta los 5.886 millones de euros (7.357 millones de dólares). La venta del fabricante de componentes para automoción VDO fue la clave de este incremento, informa Efe.

Con todo, en el cuarto trimestre la compañía generó una pérdida de 2.420 millones de euros (3.025 millones de dólares) por los costes de reestructuración iniciados. La facturación se incrementó un 6,7 por ciento, hasta alcanzar los 77.327 millones de euros. La empresa alemana quiere recortar 16.570 empleos, 5.250 de ellos en Alemania. En el proceso penal por los casos de corrupción en el que están acusadas más de 300 personas, las autoridades investigan el pago ilegal de 1.300 millones de euros como sobornos para lograr encargos en el extranjero y algunos antiguos directivos de la empresa ya han sido condenados a penas de libertad condicional y al pago de multas por desfalco.