_
_
_
_
Movimientos corporativos

Sacyr cierra la venta de Itínere a Citigroup por 7.500 millones

Sacyr dejó sentenciada anoche la venta de su filial de autopistas Itínere al fondo de infraestructuras de Citigroup por 7.500 millones de euros, 1.000 millones menos de los que pretendía el grupo constructor. Citi tiene, a su vez, acuerdos con Abertis y Atlantia para traspasarles activos por 600 y 400 millones, respectivamente.

Sacyr cedió ayer ante la oferta de Citigroup Infraestructure Management por Itínere. Tras un largo proceso de negociación, agónico para la constructora por su urgencia de reducir deuda, ambas dejan de regatear. Al cierre de esta edición, eran los abogados quienes discutían flecos relacionados con la deuda.

El fondo de inversión que dirige desde Londres el español Juan Béjar se hace con el 90,1% del capital controlado por Sacyr por 7.500 millones. De esta cifra, 5.013 millones corresponden a la deuda que arrastra Itínere y a la matriz le quedan otros 2.500 millones para atender sus compromisos con los bancos. La desinversión ha sido dirigida por Mediobanca.

Según ha podido saber este periódico, Sacyr Vallehermoso conservará sus participaciones en tres hospitales madrileños y el 60% del aeropuerto de Murcia, cuya construcción acaba de comenzar. El grueso del equipo directivo se mantendrá al frente de Itínere.

Más información
COMPRE LA EDICIâN DE HOY EN PDF

En el arranque de las conversaciones la suma pretendida por la parte española rondaba los 8.500 millones (3.487 millones más un pasivo de 5.013 millones), 1.000 millones por encima del resultado final. Y es que no era fácil negociar en el contexto actual: el calendario de los vencimientos de deuda, la caída en picado del valor de los activos por la crisis financiera y la inexistencia de ofertas competidoras, jugaban en contra.

En todo caso, la inyección de capital dejará la deuda del grupo que preside Luis del Rivero, actualmente de 18.259 millones, en 10.760 millones (un 41%menos) a la espera de ver si, finalmente, se desprende del 20% de Repsol, paquete por el que busca embolsarse, al menos, los 6.525 millones que pagó en 2006. La resolución del caso Itínere coincide con la noticia del supuesto interés del gigante ruso Gazprom por ese paquete accionarial de Repsol. Una noticia, revelada por el viceprimer ministro ruso Alexander Zhukov, pero sobre la que planean serias dudas. Pese ello, en algunos ámbitos se interpretó que Sacyr había acelerado la venta de Repsol (su plan B) ante la imposibilidad de colocar Itínere.

Antes de firmar, los ejecutivos de Citi han trazado un plan de despiece. Así, de los 2.500 millones que Sacyr va a recibir en metálico, 600 millones corresponden a la española Abertis y otros 400millones a la italiana Atlantia. Ambas cargarán con parte de la deuda adosada a sus adquisiciones. En el caso del grupo de infraestructuras de ACS y La Caixa, sus compras coinciden con autopistas compartidas con Itínere: el 50% de Avasa, el 50% de Rutas del Pacífico y el 75% de Elqui, éstas en Chile.

La mayor operación

Citigroup InfraestructureManagement, favorito en las todas las quinielas en cuanto aflora un concurso concesional, se apunta su mayor operación desde que fue fundado en 2007. Después de ganar con Abertis la autopista Pennsylvania Turnpike, operación que no se ha materializado, se hizo con el aeropuerto Chicago Midway por 2.500 millones.

Ahora incorpora 3.373 kilómetros de autopistas en España, Chile, Brasil, Portugal, Costa Rica, Irlanda, otros 1.000 kilómetros en construcción y dos intercambiadores de transportes.Un movimiento que le da carácter internacional e impulso en distintos campos de actividad.

Itínere, resultante de la fusión con Europistas, lleva todo el ejercicio como comodín de Sacyr. El primer plan pasaba por colocar en Bolsa un 40% para alcanzar una capitalización de 4.000 millones. La realidad del mercado rebajó esas expectativas al 32% para recaudar 645 millones, más 165 millones de una OPS. Pero la colocación fracasó el 28 de abril y fue entonces cuando los gestores se plantearon la venta.

Radiografía de un gigante en ciernes

INGRESOSItínere ha mejorado su comportamiento, respecto al tercer trimestre de 2007, en un 15,8%. La cifra de negocios alcanzó a 30 de septiembre los 478,6 millones. La compañía terminó 2007 con 558 millones de facturación.TRÁFICOEl 82,4% de los ingresos proceden del cobro de peajes en autopistas. Las últimas cifras de tráfico lanzan un incremento del 2,5% en las intensidad media de vehículos, con especial mejora (5,3%) en las carreteras extranjeras.EBITDAUn 75,2% de lo que cobra Itínere se queda en la empresa como beneficio bruto de explotación. El ratio ha mejorado 13 puntos porcentuales respecto al año pasado. El beneficio neto atribuible es de 20,5 millones a falta de un trimestre para el cierre del ejercicio.INVERSIONESEn lo que va de 2008 se han invertido 516 millones, que pasan a engrosar una inversión bruta de 6.986 millones en proyectos concesionales.DEUDALa deuda financiera bruta alcanza los 5.202 millones, de los que el 89,3% es sin recurso a la empresa, por estar asociada a los propios proyectos concesionales, y el 64% está firmada a interés fijo. 274 millones vencen a corto plazo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_