Universidades

Botín critica el recorte en educación superior

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha hablado claro sobre el papel que deben jugar las universidades en el actual contexto económico. 'La sociedad española no podrá hacer frente a los retos que nos plantea la creciente globalización de la sociedad del conocimiento si no contamos con un mayor protagonismo de la universidad y de sus investigadores', señaló Botín, durante la firma de un acuerdo con la Universidad Pública de Navarra, que renueva la colaboración que mantienen ambas instituciones desde 1999, y que amplía las becas que reciben los alumnos a través del Programa de Movilidad Internacional Virrey Palafox.

Botín se refirió a los desafíos que supone el nuevo marco del Espacio Europeo de Educación Superior en los ámbitos de la docencia y de la investigación, y aseguró que 'es necesario aunar esfuerzos y voluntades para seguir mejorando la calidad de nuestra educación superior y de nuestras universidades'. También señaló que los 'recursos públicos y privados destinados a educación superior no deben considerarse como un gasto y, por tanto, estar sujeto a los vaivenes presupuestarios'.

En definitiva, recalcó Botín, 'lo que estoy diciendo es que no debemos reducir la inversión en educación en España, ya que supone una de las principales inversiones de futuro en cualquier país, siempre y cuando se realice con criterios de eficiencia y en un entorno competitivo'.

Y en este reto implicó no sólo a los gestores universitarios, sino también a las administraciones, empresas, instituciones y agentes sociales. 'La formación y capacitación de nuestro capital humano, la generación de nuevo conocimiento y su transferencia al tejido productivo, es decir, el buen funcionamiento de nuestra universidad se convierte en un factor clave de nuestro futuro colectivo'.

El presidente de Santander, que también preside Universia, la mayor red de universidades españolas y latinoamericanas, se mostró orgulloso de los logros de la universidad española, artífice de la profunda transformación social, institucional y económica. 'Contamos con un capital único en nuestra historia, tanto en cantidad como en calidad'. En opinión de Botín, los rectores tienen por delante tres retos importantes a los que hacer frente: atraer y retener a los mejores talentos, profundizar en su internacionalización a través de una mayor movilidad geográfica e intensificar las relaciones con el sector empresarial y con los agentes sociales.