Emisión

Iberdrola coloca en el mercado 1.600 millones en bonos para refinanciar su deuda

Iberdrola , la mayor eléctrica española, ha colocado dos emisiones de bonos por un importe total de 1.600 millones de euros para refinanciar su deuda y aplicar su plan estratégico.

Una de las emisiones, de 1.000 millones de euros y con un plazo de tres años, tiene un cupón (rentabilidad) del 6,375%, mientras que la otra, de 600 millones, tiene un plazo de siete años y un cupón del 7,5%.

La eléctrica ha recibido peticiones por 4.500 millones, casi tres veces el valor de la emisión. Las entidades participantes en la operación han sido BBVA, BNP Paribas, JPMorgan, Calyon y Credit Agricole.

"Se ha abierto el mercado y hemos aprovechado la oportunidad", indicó el portavoz, quien explicó que la compañía ha actuado con criterios "conservadores" y de "prudencia".

IBERDROLA 10,06 2,41%

La empresa sostiene que el interés asociado a la emisión está al nivel del mercado y se corresponde con sus 'rating' de alta solvencia. La oferta ha ido dirigida a inversores internacionales, y la buena acogida recibida supone para la compañía un indicio del interés que despierta Iberdrola a pesar de las actuales dificultades del mercado, afirman las fuentes.

Refinanciación de deuda

Iberdrola ha realizado la emisión para refinanciar su deuda en condiciones más favorables y alargar la vida media de la misma, conforme a un criterio de solvencia financiera para anticiparse a futuras necesidades de financiación.

Esta operación se suma a otras recientes colocaciones de deuda de la empresa. En lo que va de año, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha colocado alrededor de 4.500 millones de euros, de los que 91 millones (1.500 millones de pesos mexicanos) corresponden a la emisión en julio en México.

En abril, el grupo ya colocó bonos en el mercado europeo por 1.750 millones de euros a 5 y 10 años. Además, el mes pasado logró financiación del BEI por otros 600 millones.

Iberdrola cuenta con un apalancamiento inferior al 47% y una liquidez a más de un año de 9.215 millones de euros. La eléctrica considera que la implantación de buena parte de su negocio en países con 'rating' de triple 'A' y la condición regulada del 60% de su actividad la han convertido en un valor refugio frente a las turbulencias financieras.