Movimientos empresariales

El Gobierno y la CNE recelan de la entrada de Gazprom en Repsol

El Ejecutivo español recela de la pretensión de la gasista Gazprom de hacerse con el 20% de Repsol, según han señalado fuentes del Ejecutivo consultadas por Elpaís.com. El principal argumento es el carácter monopolista y estatal del gigante ruso. Por su parte, la CNE tampoco ve con buenos ojos la operación. Desde la oposición, Rajoy está "radicalmente en contra" de que Gazprom entre en la petrolera española.

Miembros de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) no ven con buenos ojos la posibilidad de que la compañía rusa Gazprom adquiera el 20% del capital de Repsol YPF, al tratarse de una empresa estatal cuya estructura de negocio supondría una "competencia desleal" para las de la Unión Europea, de modo que si la operación avanzase podría recurrir a la polémica función 14 que vetó la entrada de la alemana Eon en Endesa, según fuentes próximas al consejo del organismo consultadas por Europa Press.

Según estas fuentes, la eventual compra del 20% de la petrolera española en manos de Sacyr, anunciada ayer por el vicepresidente ruso, Alexander Zhukov, podría toparse con la oposición del organismo que dirige Maite Costa, que cuenta con este mecanismo para frenar sus intenciones.

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró hoy que está "radicalmente en contra" de que la empresa rusa Gazprom compre la participación de Sacyr-Vallermoso en Repsol YPF, y confió en que al Gobierno "ni siquiera se le pase por la imaginación autorizar" esa operación. El Gobierno ruso confirmó ayer el interés de la gasística en adquirir esa participación de la petrolera española.

REPSOL 14,25 0,25%

En declaraciones en la Cadena Ser, Rajoy explicó que se trata de un sector estratégico español y recordó que "ya es mucha la dependencia energética" de España. Por lo tanto, destacó que hay que defender los intereses generales de los españoles y garantizar su "seguridad".

"El 20% de Repsol fue adquirido por una empresa promotora y constructora por aproximadamente seis o siete mil millones de euros con un crédito y la garantía que eran las acciones de Repsol. Si ahora esas acciones valen menos o la promotora tiene problemas porque no vende pisos, ese es su particular problema, que no se hubiera metido en esa operación", enfatizó.

Priman los intereses generales de España

En este sentido, recalcó que los intereses generales están "por encima" de los que pueda tener el Gobierno de España o una constructora. A su entender, si "algunos" -en referencia a Sacyr- tienen problemas, "el interés general no es el que debe pagar los problemas de nadie".

"Espero que al Gobierno ni siquiera se le pase por la imaginación permitir una operación de esas características", enfatizó el presidente de los 'populares', que quiso dejar claro que el PP está "radicalmente en contra" de que Gazprom compre el 20 por ciento de Repsol YPF.