Resultados

El beneficio de ING en España fue de 24 millones hasta septiembre, un 42% menos

ING perdió 478 millones de euros en el tercer trimestre del ejercicio, frente a las ganancias de 2.306 millones de euros del mismo trimestre del año 2007, por el deterioro del mercado, la escasez de crédito, la caída de los precios de la vivienda y la quiebra de ciertas entidades. Mientras que en España obtuvo un beneficio bruto de 24 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone una caída del 42% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

Oficina de ING
Oficina de ING

La entidad cerró el tercer trimestre del año con un total de 185.000 nuevos clientes, lo que eleva el número total a 1,8 millones, lo que demuestra el efecto positivo que ha tenido la estrategia de inversión adoptada por el banco.

Asimismo, los fondos gestionados por la entidad alcanzaron los 23.600 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un crecimiento del 11% en relación el mismo periodo de 2007, de los que 14.200 millones correspondieron a depósitos (+10%), 7.700 millones de euros a hipotecas (+18%) y 1.700 millones a productos de inversión (-10,5%).

Fuentes de la entidad explicaron que el descenso de los productos de inversión se debe a la caída de la Bolsa, al tiempo que resaltaron que la tasa de morosidad de la entidad se sitúa "muy por debajo" de la media del sector.

ING GROEP N.V. 10,19 0,71%

ING entra en 'números rojos' por primera vez

ING perdió 478 millones de euros en el tercer trimestre del ejercicio, frente a las ganancias de 2.306 millones de euros del mismo trimestre del año 2007, debido al deterioro del mercado, la escasez de crédito, la caída de los precios de la vivienda y la quiebra de ciertas entidades financieras, con lo que se anota las primeras pérdidas trimestrales de su historia, señaló la entidad.

La firma holandesa señaló que su beneficio subyacente en este trimestre se redujo un 14,67% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al alcanzar los 15.458 millones.

La entidad alcanzó durante los nueve primeros meses de su año fiscal un beneficio neto de 2.982 millones de euros, lo que frente a los 6.759 millones del ejercicio anterior, supone un descenso del 55.9%.

"En estos tiempos de dificultades crecientes, ING aceptó proactivamente reforzar su base de capital tras la creación del fondo de ayuda del Gobierno holandés para entidades financieras. (...) La inyección de capital de 10.000 millones del Estado holandés ayudará a tranquilizar a nuestros clientes que han confiado sus ahorros e inversiones a ING", dijo el consejero delegado de la entidad, Michel Tilmant.

El CEO señaló que para el final de 2008 esperan que las dificultades continúen, afectando así a sus resultados para el último trimestre del ejercicio, al tiempo que la "precariedad de las condiciones económicas" presionarán sus resultados en el ejercicio 2009.