Cuentas presupuestarias

El Congreso envía los Presupuestos al Senado

El Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, que a partir de ahora continuarán su trámite en el Senado, después de tres jornadas de debate en las que el PSOE no perdió ni una sola votación y sólo pactó siete enmiendas con el resto de grupos parlamentarios por un importe de 1,5 millones de euros.

Los apoyos del PNV y el BNG resultaron cruciales para los socialistas, que gracias a los nacionalistas sumaron los 177 escaños necesarios para resultar victoriosos en las cerca de 400 votaciones, repartidas en dos tandas entre la noche del martes y la tarde del miércoles, y a las que asistieron 346 diputados, cuatro menos del total.

En la jornada del miércoles, el PSOE sólo aceptó cinco enmiendas de CiU, referidas a las secciones de los ministerios de Fomento y Cultura, por un importe global de 1,2 millones de euros.

Precisamente, el portavoz económico de la federación nacionalista, Josep Sánchez Llibre, tomó la palabra minutos antes del inicio de la votación para expresar sus dudas de que el proyecto cuente con fondos suficientes para hacer frente a las enmiendas introducidas por los grupos parlamentarios a lo largo del trámite parlamentario.

Así se lo hizo saber al presidente del Cámara, José Bono, quien le aseguró que, según sus cálculos, su "opinión personal" es que ninguna de las secciones de que constan las cuentas públicas "carecen de los créditos suficientes".

Y es que a su paso por la Cámara Baja, el proyecto ha incorporado cerca de 200 enmiendas de todos los grupos parlamentarios de la oposición por un importe global que supera los 160 millones de euros.

Beneficios a los represaliados

En la jornada de ayer, el Pleno aprobó por unanimidad una enmienda pactada por el PSOE, ERC-IU-ICV y Grupo Mixto para duplicar las ayudas previstas para los homosexuales y transexuales represaliados en el franquismo. Asimismo, los socialistas pactaron con el PP destinar 300.000 euros de los Presupuestos a la puesta en marcha de un plan de promoción del turismo termal.

El PSOE también aprovechó el debate para introducir una disposición adicional en el proyecto, pactada con toda la oposición, para que los consejeros permanentes del Consejo de Estado, nombrados en principio con carácter vitalicio, puedan acceder al régimen de pensiones indemnizatorias para los altos cargos en caso de invalidez o de renuncia al cargo.