Pinchazo del 'ladrillo'

La feria inmobiliaria de Barcelona echa el cierre con la mitad de negocio que el año anterior

La XII edición del salón inmobiliario de Barcelona Meeting Point (BMP) cierra hoy sus puertas con 130.000 visitantes frente a los 200.000 de la anterior edición, y una cifra de negocio por encima de los 2.000 millones de euros, frente a los 5.000 millones estimados el año pasado.

Según informó el presidente del salón, Enrique Lacalle, la edición que termina "ha salvado la crisis, superando todas las expectativas pesimistas", y destacó que se ha igualado la participación de visitantes profesionales del año 2007, al llegar a 22.010 personas.

Lacalle estimó que la cifra de negocio inmobiliario iniciada estos días en el salón BMP superó los 2.000 millones de euros, negocios que se irán concretando en los próximos meses, "con un aumento de las operaciones internacionales, especialmente en Panamá y Brasil".

La edición de este año ha contado con 423 empresas expositoras, un total de 8.725 compañías participantes, el 60% de ellas nacionales, y 23 países expositores.

Grandes ausencias

Este año se ha notado la ausencia en el salón de algunas grandes empresas, como Sacyr, Colonial o Realia.

El delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Manuel Royes, que organiza el salón, señaló que la crisis que padece el sector inmobiliario es un "ajuste agudo y no una enfermedad crónica" y que el sector "seguirá siendo un pilar económico".

Barcelona Meeting Point celebrará su decimotercera edición del 3 al 8 de noviembre de 2009 y, muy probablemente, Sao Paulo acogerá el Brasil Meeting Point del año que viene.