Encuesta

El BCE percibe que el crédito se endurece más a las empresas que a los hogares

La sequía de crédito perjudica a todos, pero a unos más que a otros. Esa es la conclusión que arroja la encuesta realizada por el Banco Central Europeo (BCE) entre los responsables del área de financiación de 111 entidades de la zona euro. De acuerdo con el informe distribuido el viernes, durante el tercer trimestre del año se produjo 'un incremento significativo de las exigencias de los préstamos para empresas (...) También se endurecieron algo los requisitos para la compra de viviendas y préstamos al consumo (...), si bien en menor medida que los créditos para empresas'.

Los bancos incrementaron sus márgenes, endurecieron los términos de los contratos no ligados al precio del crédito, la duración de este e impusieron mayores colaterales. Las condiciones se volvieron más duras para las grandes firmas que para las pymes. Los factores que perjudican a ambos tipos de empresas son las expectativas de un empeoramiento general de la actividad económica y las específicas de cada sector. Entre tanto, las restricciones de liquidez que han padecido los bancos entre julio y septiembre han perjudicado más a las grandes empresas que a las pymes.

La demanda de préstamos solicitados por las compañías también disminuyó, tanto para inversión en bienes de equipo, como fusiones y reestructuraciones. El endurecimiento del crédito a empresas se mantendrá en los últimos meses del año.

Los requisitos impuestos a los hogares para acceder a hipotecas también se endurecieron en el tercer trimestre por las malas expectativas sobre la economía y el mercado de la vivienda. Mientras, la solicitud de préstamos disminuyó al empeorar las perspectivas del mercado inmobiliario. Para finales de 2008, el organismo radicado en Fráncfort prevé que se endurezcan más los requisitos para comprar una casa.