Hacia un nuevo orden financiero

Brown presiona a los bancos para que apliquen a los clientes la bajada de tipos

El primer ministro británico, Gordon Brown, insistió hoy en pedir a los bancos del Reino Unido, algunos de ellos receptores de ayuda estatal, que incrementen la concesión de préstamos y transmitan a sus clientes la bajada de los tipos de interés aplicada por el Banco de Inglaterra .

El ministro de Economía, Alistair Darling, desayunó esta mañana con los representantes de los principales bancos, entre ellos Abbey, Barclays y Royal Bank of Scotland, para subrayar la necesidad de que tomen medidas para incentivar la actividad económica y el mercado inmobiliario.

Tras el inesperado recorte de los tipos anunciado el jueves por el banco central, del 4,5 al 3 por ciento, varias entidades se han comprometido ya a reflejarlo en sus hipotecas: Lloyds TSB, que también posee Cheltenham & Gloucester; Abbey, del español Grupo Santander; Nationwide; Royal Bank of Scotland, propietario de Natwest, y Scottish Widows.

Brown recordó que el Ejecutivo ha puesto en marcha varias iniciativas para recapitalizar a los bancos y posibilitar que se estabilicen las condiciones de los mercados mayoristas, y recalcó que ahora corresponde a las entidades asumir sus responsabilidades de cara a los ciudadanos.

Tras el recorte del Banco de Inglaterra, el tipo de interés interbancario Libor (London Interbank Offered Rate) a tres meses, el que más influye en las nuevas hipotecas variables, bajó del 5,56 al 4,49 por ciento, su nivel más bajo desde finales del 2005, aunque se mantiene casi 1,5 puntos porcentuales por encima del 3 por ciento aplicado el jueves.

Los bancos que no quieren aplicar aún, o en su totalidad, el recorte del banco emisor inglés argumentan que el tipo interbancario sigue alto y que deben observar la evolución de las condiciones del mercado.

El Consejo de Entidades Hipotecarias previó hoy que los bancos recortarán sus tipos en las próximas semanas entre medio punto y un punto y medio, y señaló que el porcentaje exacto "es una decisión comercial".

"El problema que afrontan los bancos es que tienen fondos limitados y no tienen suficiente dinero para dar a todos los clientes que lo requieran", afirmó el director general del Consejo, Michael Coogan.

Los bancos deben aplicar la rebaja de los tipos dictada por el Banco de Inglaterra a los clientes ya existentes con hipotecas variables "tracker", que fluctúan según el tipo base del banco central, y variables estándar, en las que los bancos tienen un margen para decidir cuándo y hasta qué punto lo reflejan.

Muchos bancos han retirado provisionalmente su oferta de hipotecas "tracker" para reintroducirlas con nuevos tipos, mientras que también revisan sus productos variables estándar.

El líder del Partido Conservador, David Cameron, dijo hoy que los bancos nacionalizados -Northern Rock y Bradford & Bingley- o que se hayan acogido a los planes de rescate del Gobierno, como Lloyds TSB, HBOS y Royal Bank of Scotland, deberían ser obligados a pasar el recorte.