Previsiones

BMW recorta un 8,3% sus ventas mundiales por la debilidad de sus principales mercados

El consorcio automovilístico alemán BMW, compuesto por las marcas BMW, Mini y Rolls Royce, vendió 113.005 vehículos en todo el mundo durante el pasado mes de octubre, lo que se traduce en una reducción del 8,3% frente a los datos del mismo mes de 2007, informó hoy la empresa.

La corporación germana resaltó que la reducción de ventas experimentada en el mes de octubre se ha producido por la difícil situación que atraviesan los mercados de Europa Occidental, Estados Unidos y Japón.

Durante los diez primeros meses del presente ejercicio, el consorcio de Munich comercializó 1,22 millones de unidades, lo que supone un leve incremento del 0,7% respecto a las matriculaciones logradas por la firma en el mismo periodo de 2007. Por marcas, BMW entregó 95.502 unidades en octubre, lo que supone una reducción del 9,2% en comparación con el mismo mes del año anterior, mientras que Mini comercializó 17.385 unidades el mes pasado, un 9,2% menos.

La firma de vehículos de lujo Rolls-Royce alcanzó un volumen de ventas de 118 unidades en octubre, un 10,3% más, y la división de motocicletas del grupo, BMW Motorcycles, comercializó 7.714 unidades del mes anterior, un 11,7% más.

Entre enero y octubre, la marca BMW vendió 1,02 millones de unidades en todo el mundo, un 1,1% menos, mientras que las entregas de Mini crecieron un 10,5%, hasta 202.302 unidades, Rolls-Royce aumentó un 7,8% sus ventas, hasta 945 unidades, y BMW Motorcycles vendió 88.464 unidades, un 1,4% menos.

A raíz de estos datos, el responsable de Ventas y Marketing de la compañía alemana, Ian Robertson, señaló que BMW espera mejorar al cierre de este año las cifras "récord" de ventas registradas por la compañía durante el pasado ejercicio.

No logrará sus objetivos

El grupo automovilístico alemán BMW no logrará en 2008 superar el volumen "récord" de ventas registrado durante el pasado ejercicio, a causa de la crisis económica y del descenso de las matriculaciones, según informó el presidente de la compañía, Norbert Reithofer, que señaló que su empresa tampoco cumplirá este año su objetivo de rentabilidad sobre ventas del 4%.

El máximo responsable de la firma de Munich explicó que la difícil situación que está atravesando el mercado automovilístico global provocará que la corporación no logre mejorar sus resultados de ventas en 2008. No obstante resaltó que dos de dos marcas (Mini y Rolls-Royce) están aumentando sus matriculaciones.

Además, Reithofer explicó que con motivo de esta reducción de sus entregas a nivel mundial para 2008, la empresa no podrá alcanzar su objetivo de rentabilidad sobre ventas del 4% para este año y de un beneficio operativo cercano al 4% en el segmento de automóviles.

El presidente de la compañía alemana subrayó que de mantenerse las actuales condiciones económicas, BMW se podrá ver obligada a realizar más provisiones durante el cuarto trimestre del presente ejercicio, ante una prolongada debilidad del mercado.

Confirma objetivos a largo plazo

Sin embargo, Reithofer confirmó los objetivos a largo plazo de la compañía. Así, indicó que mantiene la previsión de lograr una rentabilidad sobre ventas del 6% para 2010, así como su estimación de que el resultado operativo en el segmento del automóvil "estará al menos en el 6%".

Asimismo, confirmó los objetivos estratégicos de la corporación alemana a largo plazo, en el marco de la estrategia 'Number One', en los que se incluye una rentabilidad sobre ventas de entre el 8% y el 10% y una rentabilidad sobre el capital empleado del 26% para el segmento de automóviles.

El presidente del grupo resaltó que durante los nueve primeros meses su empresa vendió 1,1 millones de coches en todo el mundo, un 1,7% más, y aumentó su facturación un 5,1%, hasta 40.400 millones de euros.

Como medidas para afrontar estas dificultades económicas, Reithofer indicó que su compañía ha reducido un 5,1% sus gastos en investigación y desarrollo entre enero y septiembre, mientras que los costes de marketing y los costes fijos también se han rebajado frente al mismo periodo de 2007.

Reducción de la plantilla

Por otro lado, señaló que desde final de 2007 BMW ha reducido su plantilla en 3.689 trabajadores, cifra que incluye los 1.778 empleados de la consultora tecnológica Cirquent, de la que el grupo automovilístico vendió un 73% de su capital a NTT Data.

La empresa ha acordado 2.700 bajas hasta finales del pasado mes de septiembre y de este total 2.400 trabajadores habrán abandonado la corporación antes de final de año. Por todo ello, la firma confirmó que logrará reducir en 8.100 trabajadores su plantilla este año.

De estos 8.100 trabajadores, 3.100 trabajadores son fijos y los 5.000 empleos restantes son eventuales. La firma indicó que esta cifra no incluye las bajas correspondientes a la venta de Cirquent.

De otra parte, la BMW explicó que está tomando medidas a nivel de producción para amoldarse a la actual situación. Entre ellas se encuentra el traslado de 15.000 coches de Estados Unidos a otros mercados "más rentables".

Además, Reithofer confirmó que su empresa ha ampliado a 40.000 unidades adicionales la reducción prevista de su producción, que hasta el momento se estimaba en 25.000 unidades para 2008. Por último, BMW anunció que ha decidido "no producir en serie" el coche de concepto Concept CS.