Internet

Google rompe la alianza con Yahoo por las presiones

Google anunció ayer la ruptura de la alianza con Yahoo en la publicidad en internet ante las objeciones de las autoridades regulatorias. Tras el anuncio, la compañía de Jerry Yang mostró su decepción por la negativa del popular buscador de no defender el pacto en los tribunales.

Fachada de la sede de Google en Mountain View, California
Fachada de la sede de Google en Mountain View, California

Y a es definitivo. Tras las insistentes especulaciones de las últimas horas, Google confirmó su decisión de abandonar la alianza firmada con Yahoo en el ámbito de la publicidad online. En un comentario subido al blog corporativo, David Drummond, responsable legal del gigante de internet, señaló como gran obstáculo a las reticencias mostradas por el Departamento de Justicia de EE UU y los grandes anunciantes.

Google, que reconoció que había estado predispuesta a hacer concesiones para alcanzar un pacto con los reguladores, indicó que una batalla legal prolongada habría dañado las relaciones con sus socios y clientes. Quizá el miedo estaba justificado. Desde finales de septiembre, grupos con gran peso en la economía estadounidense como la patronal de grandes anunciantes habían mostrado su rechazo a la alianza entre Google y Yahoo por el dominio que podían tener en el sector de la publicidad en la red.

De todas maneras, Yahoo no piensa lo mismo. En un comunicado, la compañía dirigida por Jerry Yang volvió de defender la alianza aunque reconoció sentirse decepcionada por la decisión de Google de 'retirar el acuerdo antes que defenderlo ante los tribunales'.

El acuerdo fue la alternativa de Yahoo ante la opa de Microsoft

GOOGLE 1.153,58 0,28%

Ante esta situación, Yahoo aseguró que va a seguir mejorando sus algoritmos de búsqueda online para los enlaces patrocinados e insistió en que va a continuar presentando mejoras.

De todas maneras, el escenario que se presenta ahora para la empresa no es demasiado claro. De hecho, algunos expertos recordaban ayer que Yahoo presentó la alianza con Google ante sus accionistas como la gran alternativa ante la opa de 47.500 millones de dólares (unos 36.800 millones de euros) anunciada por Microsoft. Yang, en un intento de aplacar las protestas de los accionistas, indicó que el acuerdo permitiría a Yahoo captar unos ingresos adicionales de 800 millones de dólares al año.

Nuevas alternativas

Tras al anuncio de la ruptura, las especulaciones sobre una posible nueva oferta de Microsoft volvieron a planear sobre las bolsas. La agencia AP comentó que accionistas de Yahoo como Carl Icahn (también es consejero) están dispuestos a volver a la mesa de negociación con el gigante del software. Y recordaba que Microsoft ha sido una de las empresas más activas en las críticas a la alianza de Yahoo y Google.

No es la única opción. Algunos analistas no descartan tampoco una fusión entre la empresa de Yang y AOL, la división de internet de Time Warner. Aunque, aquí también tendría algo que decir Google, propietaria de un 5% del capital de AOL. En cualquier caso, Yang y su equipo tendrán que tomar alguna nueva iniciativa.

El nuevo torneo de marketing online

Google ha puesto en marcha su Competición Universitaria de Marketing Online 2009. La compañía anunció ayer la apertura del periodo de inscripción para el torneo, con el que busca atraer a universitarios de todo el mundo a competir en el desarrollo de una estrategia de marketing en internet para una empresa local.

El buscador recordó que en 2008 la competición contó con 1.650 equipos de 47 países. En este caso, los profesores dividirán en grupos a los estudiantes participantes en el torneo, quienes recibirán cupones gratis de publicidad online AdWords de Google por valor de 135 euros. Posteriormente elegirán una compañía de no más de 100 empleados que cuente con página web, pero que no use AdWords. Cada grupo elaborará una campaña para la empresa elegida. La competición durará tres semanas, tras la cual harán un informe sobre los resultados. Los ganadores serán elegidos por el éxito de las campañas y la calidad de los informes.