Resultados empresariales

La banca mediana gana un 7,8% más hasta septiembre

Los siete bancos medianos españoles ganaron en conjunto 2.124,07 millones de euros hasta septiembre, un 7,8% más que en el mismo periodo de 2007, a pesar de la crisis financiera internacional y de la economía española que ha supuesto menor concesión de crédito e incremento de la morosidad.

Esta subida de los beneficios de la banca mediana contrasta con la reducción de los cinco grandes, que ganaron 15.089 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 1,7% menos, si bien es cierto que el incremento de los resultados de la banca mediana se sustentó principalmente en el Banco Sabadell.

La entidad presidida por Josep Oliu ganó un 26,1%, hasta los 762,18 millones de euros, gracias a las plusvalías obtenidas por la venta de la mitad de su grupo asegurador a Zurich, ya que sin esos ingresos extraordinarios, habría ganado sólo un 3,8% más.

Las ganancias del Sabadell, unida a los buenos resultados de Banesto, consiguieron mitigar los efectos del descenso en el beneficio neto de Bankinter, que ganó un 35,86% menos.

Así, descontado esta última entidad, que redujo su beneficio neto hasta 201,78 millones, los otros seis bancos medianos -Banesto, Sabadell, Pastor, March, Valencia y Guipuzcoano- ganaron un 16,1% más.

La segunda entidad "mediana" que más ganó fue Banesto, ya que logró un beneficio neto de 653,88 millones, un 12% más, aunque la morosidad se situó en el 1,17% a cierre de septiembre, casi el triple del 0,43 por ciento registrado un año antes.

A continuación, el tercero en la lista fue Bankinter, con un beneficio neto de 201,78 millones, un 35,9% menos que en los tres primeros trimestres de 2007, ganancia en la que destaca el incremento del 20,75% que reflejan las provisiones para insolvencias, que se sitúan en 663,06 millones de euros.

El siguiente por ganancias fue la Banca March, que logró en los nueve primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 176,9 millones de euros, el 5,3% más, gracias al incremento de todos los márgenes: el ordinario se elevó el 7,4% y el de explotación, el 7,6%.

Banco Pastor, por su parte, obtuvo un beneficio neto de 170 millones de euros de enero a septiembre de este año, un 10,3% más que los 154,2 del mismo periodo de 2007, aunque su tasa de morosidad llegó al 2,6%, casi cuatro veces más que un año antes.

Por su parte, el beneficio neto del Banco de Valencia llegó a los 117,97 millones con un incremento interanual del 12,39%, aunque el crédito sólo aumentó un 8% y la morosidad llegó al 1,85%.

Por último, el Banco Guipuzcoano cerró septiembre con un beneficio neto de 41,36 millones, un 3,3% más gracias a que el margen de intermediación creció el 4,9% y el margen ordinario, el 2%.