5D Inversión

Santander y BBVA lideran el rally de la semana

Telefónica sube un 6,6% en las últimas cinco sesiones.

Aunque octubre fue fatídico, la semana que acaba de concluir ha sido extraordinaria para el Ibex; cosas de la volatilidad. Esa trayectoria se puede trasladar a los valores que conforman el índice selectivo, y más de diez empresas subieron su capitalización bursátil en dos dígitos al terminar la semana respecto al viernes precedente. Pese a que ese ranking está encabezado por Acciona y Obrascón, entre los líderes semanales que se pueden calificar de blue chips se encuentran Santander y BBVA, que han subido un 17,06% y un 12,66%, respectivamente. Sólo tres compañías cierran en negativo este errático periodo, entre ellas los dos mejores del Ibex en el año: Fenosa y Grifols.

Ha sido una semana marcada por datos macroeconómicos, por la bajada de los tipos de interés en Estados Unidos, pero también por los resultados de los nueve primeros meses del año. En España, los más relevantes han sido los de los dos grandes bancos: Santander y BBVA. Como consecuencia de este cúmulo de noticias, las citadas entidades financieras y Telefónica vivieron el miércoles una de las mejores jornadas de su historia. En lo que va de semana, la operadora ha mejorado un 6,8%.

Y Repsol, tras la nefasta semana anterior en la que perdió un 18%, ha cerrado el viernes con una subida semanal del 6,6%. De momento, aunque los expertos creen que el contagio de la recesión a las economías latinoamericanas es inevitable, el castigo por contar con posiciones en ese área se ha relajado. Incluso se ha percibido por el comportamiento de las Bolsas de ese área geográfica.

El castigo por las posiciones en América Latina se ha relajado

BBVA 2,29 0,35%
SANTANDER 1,55 0,23%

El mes ya es otra cuestión, y las caídas son en general muy pronunciadas, con Gamesa a la cabeza perdiendo un 46,9%. En el lado contrario, Iberia gana un 7,6%.

En Europa se ha vivido, asimismo, una etapa muy volátil, ya se analice desde la perspectiva del mes que ha concluido o de la pasada semana. En el Euro Stoxx, en las últimas sesiones, el comportamiento más espectacular ha sido el protagonizado por Volkswagen. La compañía automovilística alemana ha cerrado una semana histórica en la que llegó a subir en una jornada un 123% y un 94% en la siguiente, lo que la catapultó al segundo puesto mundial por capitalización bursátil.

También influyó en los índices sectoriales de la Bolsa europea, de forma que el automovilístico se ha convertido en el que presenta mejor comportamiento de la semana, con una subida del 62%. Además, pese a las incertidumbres que pesan sobre los mercados bursátiles, todos los sectores cierran la semana en positivo, algo que no ocurría en bastante tiempo. En el mes, el castigo de los inversores a los valores financieros se ha centrado en Fortis, que pierde otro 79,32%. En conjunto el banco belga-holandés ha reducido su capitalización bursátil casi un 95% en 2008, pese a los apoyos oficiales recibidos.

El euro sigue débil frente al dólar y el yen escala posiciones

Aunque el euro recuperó durante la semana algo terreno perdido frente al billete verde, la moneda europea se mantiene débil y ha cerrado el mes a 1,274 dólares, con una caída del 9% respecto a septiembre. La muestra de esa falta de fuerza se hizo más evidente el pasado lunes cuando se llegó a cruzar a 1,25 frente a la divisa estadounidense, el nivel más bajo de los últimos dos años y medio. Ni siquiera el recorte de los tipos de interés por parte de la Fed impulsó con brío la moneda de los Quince. Detrás de este comportamiento está, junto a otros aspectos, la fuerte demanda de dólares, que se ha convertido en un activo refugio. Este factor ha elevado la volatilidad del mercado, que se mantendrá en las próximas semanas, según los expertos. Es una evolución que tiene su cara y su cruz. El comportamiento del euro mejora, por un lado, la capacidad de exportación de las compañías europeas, pero absorbe parte de la corrección de los precios de las materias primas que tienen lugar en estos días.

Pero el auténtico protagonista del mercado de divisas en las últimas semanas es el yen. La moneda japonesa se ha revalorizado frente al dólar más de un 25% desde mediados de junio, y un 30% respecto a la moneda única desde los 169 yenes marcados en julio.

El peor mes para las materias primas desde 1956

La evolución de las materias primas ha sido tan bajista en las últimas semanas que el mes que acaba de concluir se ha convertido en el peor para esos activos desde 1956. Hay varios datos que muestran esa trayectoria, pero el desplome se comprueba con sólo ver el comportamiento de las commodities más relacionadas con la actividad económica. El Brent, crudo de referencia de Europa occidental, llegó a caer a 60 dólares en la semana, pero cerró el viernes en 65 dólares por barril con un descenso del 30% en el mes. Este precio supone además un desplome superior al 58% respecto al récord alcanzado en julio. El cobre ha experimentado una debacle similar, y ahora cotiza por debajo de las 4.000 dólares la toneladas cuando el pasado 3 de julio había alcanzado los 8.812 dólares. En el fondo de estas bajadas, además de la salida de inversores como los hedge funds, subyace la idea de que la recesión económica está tan arraigada en el mundo, que la demanda de países como China e India se va a debilitar y no sostendrá los precios. Como consecuencia, el índice CRB, que agrupa materiales energéticos e industriales, ha perdido más de un 23% en este mes.