Balance

La petrolera Shell gana un 27% más por el alza del crudo

La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio neto atribuido de 29.087 millones de dólares (22.109 millones de euros, al cambio actual), el 27% más que en el mismo período de 2007, beneficiada por el alza del crudo hasta el pasado julio.

La compañía, que publica sus resultados en dólares, al ser la divisa en la que cotiza el petróleo, registró unos ingresos de 377.288 millones de dólares (286.815 millones de euros), el 51,4% más, según las cuentas enviadas hoy al supervisor de la Bolsa de Londres.

Por su parte, el beneficio bruto fue de 57.998 millones de dólares (44.223 millones de euros), el 35% más, mientras que la deuda total a 30 de septiembre era de 16.726 millones de dólares (12.747 millones), 617 millones de dólares (470 millones) menos que un año antes.

Con el método de cálculo de los costes de reposición (utilizado por las petroleras, ya que ajusta al precio actual del crudo los costes y los ingresos), el beneficio neto al final de los nueve primeros meses del año ascendió a 26.581 millones de dólares (20.202 millones de euros), el 27% más.

De acuerdo a este método, la división de exploración y producción ganó 16.525 millones de dólares (12.555 millones de euros), el 68,3% más, gracias al alza del petróleo, que compensó una caída del 7% en la producción.

Asimismo, la fuerte caída del crudo en el tercer trimestre -se ha depreciado un 60% desde que marcó su máximo histórico en julio- le supuso al grupo una ganancia no monetaria de 400 millones de dólares (303 millones de euros) por el ajuste contable de ciertos derivados a largo plazo.

La actividad de gas y energía supuso 4.347 millones de dólares (3.301 millones de euros), más del doble, debido a la subida de los precios del gas natural licuado (GNL), que compensó unas menores ventas.

Al igual que con el crudo, Shell ganó 400 millones de dólares por el ajuste contable de derivados. Por su parte, la de productos derivados del petróleo tuvo un beneficio de 4.573 millones de dólares (3.464 millones de euros), lo que supuso un descenso del 24,7%.

El beneficio de la división de productos químicos también cayó, en este caso el 87%, hasta los 175 millones de dólares (132 millones de euros).

Inversiones significativas

El consejero delegado de Shell, Jeroen van der Veer, afirmó en un comunicado que está vigilando de cerca la situación de la economía mundial y que uno de los objetivos de la compañía es llevar a cabo "inversiones significativas" para incrementar la rentabilidad futura del grupo.

Shell anunció ayer que Veer se retirará el 1 de julio de 2009 y que será sustituido por Peter Voser, actual director financiero del grupo.