Crisis financiera

La Casa Blanca estudia incluir a las automovilísticas en el plan rescate

La Casa Blanca reiteró hoy que las grandes empresas automovilísticas de EEUU podrían verse incluidas en el plan de rescate para el sector financiero valorado en cerca de 700.000 millones de dólares.

Según explicó hoy la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, los grandes fabricantes de automóviles han estado en contacto al respecto con los Departamentos del Tesoro, Energía y Comercio.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz también señaló que el Gobierno trabaja para poner en marcha "lo antes posible" la entrega de un préstamo de 25.000 millones de dólares a esos fabricantes, aprobado por el Congreso a principios de este mes en paralelo al plan de rescate financiero. Las empresas que se podrían beneficiar de estos planes son Chrysler Financial y GMAC, las financieras de Chrysler y General Motors respectivamente.

El fondo de inversiones Cerberus posee el 51% de GMAC y la totalidad de Chrysler Financial. El 49% restante de GMAC sigue en manos de General Motors. Estas empresas, junto con Ford Credit, el brazo financiero de Ford, ofrecen préstamos para la compra de vehículos a particulares así como a los concesionarios para la adquisición de vehículos.

General Motors negocia con las autoridades federales estadounidenses unas ayudas de unos 5.000 millones de dólares para adquirir Chrysler, que hasta ahora está bajo control de Cerberus. Según declaró Perino, "intentamos usar las herramientas que el Congreso nos ha provisto" para tratar de asistir a las automovilísticas, "empresas importantes para regiones que lo están pasando mal ahora mismo".

"Tenemos la posibilidad de ese préstamo para que readapten sus plantas y les ayuden a ser más competitivos en el futuro", declaró Perino. "Tendremos que ver si podemos ayudarles", agregó.