Foro Cinco Días

Propuesta española para la reforma del sistema financiero internacional

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha manifestado durante su intervención en el Foro Cinco Días cuál es la postura de España en el debate financiero internacional. Entre las propuestas ha citado la necesidad de desarrollar nuevos "estándares financieros globales" en cinco áreas a seguir por todos los países.

Vegara ha afirmado que "dadas las circunstancias actuales y la relevancia que en el devenir de la economía global han tomado los aspectos financieros, la estrategia de de política económica a medio y largo plazo debe venir necesariamente complementada con una activa participación en el debate sobre la llamada arquitectura financiera internacional".

"Aunque la prioridad a corto plazo debe seguir siendo la actuación coordinada para estabilizar el sistema financiero y sentar las bases de la recuperación de la economía", Vegara ha insistido en que no se deben posponer las iniciativas de reforma del marco institucional global para la actividad financiera.

En este sentido, en opinión de Vegara, "urge sentar las bases que permitan explotar toda el potencial generador de prosperidad de un sistema financiero guiado por el mercado, pero asentado en un sólido y robusto marco institucional de regulación y supervisión".

Con este objetivo, el Gobierno ha propuesto el desarrollo de nuevos estándares financieros globales en cinco áreas:

- El primer bloque de estándares debería centrarse en reforzar la transparencia y la toma de decisiones financieras eficientes. En este ámbito se debería ampliar la calidad y la facilidad de comprensión de la información sobre emisores e instrumentos financieros, incluyendo también a los mercados mayoristas y a nuevos actores como los hedge funds. También hay que concentrar los esfuerzos que se están haciendo en distintos países para mejorar la capacitación y educación financieras.

- El segundo bloque debería ir destinado a reforzar lo que podríamos denominar la infraestructura de los mercados de capitales. Hay que reforzar la resistencia de estos mercados para que puedan seguir funcionando con normalidad ante situaciones de stress y, en este contexto, debe debatirse, por ejemplo, sobre el funcionamiento y la transparencia de algunos mercados no organizados u over-the-counter (OTC), puesto que el hundimiento de la liquidez en muchos de ellos ha contribuido a extender los efectos de la crisis.

- Un tercer bloque debería abordar el reforzamiento del marco prudencial y la introducción de elementos anti-cíclicos en el mismo. Por una parte, es bastante evidente que hay que elevar los márgenes de seguridad del sistema Hay que reducir la probabilidad de que las entidades financieras se acerquen a la quiebra, porque los costes económicos que generan son muy altos. Al mismo tiempo, y desarrollando un enfoque en el que España ha sido pionera con la provisión estadística del Banco de España, hay que revisar las normas contables y el resto de la regulación prudencial para conseguir que las entidades tengan más incentivos a no dejarse llevar en los (llamémosles) buenos tiempos.

- En cuarto lugar, es necesario reflexionar sobre cómo se incorpora el nivel de apalancamiento de los agentes económicos no financieros en la regulación y la supervisión de las instituciones financieras y en el proceso de decisión de las autoridades monetarias.

- Finalmente, un quinto bloque debería referirse al cambio de cultura en el gobierno de las empresas financieras, para orientarlo a la creación de valor en el medio y largo plazo a raíz de la destrucción experimentada en los últimos tiempos.