Resumen semanal

Los precios del petróleo se derrumban con las bolsas y desoyen a la OPEP

Los precios del petróleo acompañaron esta semana a las bolsas en sus desplomes generalizados y retrocedieron con fuerza, en torno al 10%, haciendo oídos sordos al anuncio de un considerable recorte de la oferta de crudo de la OPEP.

El barril del crudo Brent, la referencia para Europa, terminó el viernes a 62,05 dólares en el mercado de Londres, restando 3,87 dólares al valor del jueves y casi 8 dólares al del viernes precedente.

Ese crudo ligero del Mar del Norte llegó incluso a pagarse puntualmente ayer a 61 dólares por barril, su nivel más bajo desde marzo de 2007, al tiempo que también cayó el crudo de Texas (WTI), referente para Estados Unidos, hasta los 64,15 dólares, un 5,4 por ciento respecto al jueves y el 10,7 por ciento frente al cierre de la semana anterior.

Respecto a sus valores máximos de 147 dólares por barril de julio pasado, el Brent y el WTI han perdido más del 56 por ciento, al igual que el barril del crudo referencial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se sitúa en torno a los 60 dólares.

La salida en estampida de los mercados de futuros de los especuladores que habían refugiado su capital en los contratos de crudo y otras materias primas, así como el impacto de la crisis financiera en la economía real, que entre otros ha causado una fuerte retracción de la demanda petrolera son las principales causas de este desplome de los precios, según los analistas.

La situación hizo sonar la alarma de la OPEP, que en una reunión de emergencia decidió el viernes en Viena reducir su cuota de producción en 1,5 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 27,3 mbd, a partir del 1 de noviembre.

Según el presidente de turno de la organización y ministro argelino de Energía, Chakib Jelil, en realidad, la reducción acordada "es aún mayor, de 1,8 mbd" puesto que el grupo está actualmente bombeando unos 300.000 bd por encima de la cuota fijada.

En su declaración final, los ministros de Petróleo de los trece países miembros de la organización justificaron la medida con el riesgo de que el "colapso dramático, sin precedentes en velocidad y magnitud" de los precios ponga en peligro los proyectos en el sector y conlleven así a "una escasez de suministro a mediano plazo".

Además, confirmaron que tendrán otra reunión extraordinaria, el 17 de marzo en Orán (Argelia), donde podrían pactar otra reducción de sus suministros, e instaron a sus principales competidores a apoyar sus esfuerzos rebajando también sus exportaciones de crudo.

"La OPEP sólo controla el 40 por ciento de la producción, el resto son los demás", dijo Jelil.

Por su parte, la asesora especializada JBC Energy estima "posible" que Rusia, el mayor productor de crudo fuera de la OPEP, e incluso otros competidores del grupo como México y Noruega, puedan responder positivamente al llamamiento de la organización.

El pasado miércoles, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, recibió en Moscú al secretario general de la OPEP, el libio Abdalá Salem El Badri, y le manifestó que la interacción de Moscú con la OPEP es "uno de los vectores clave" del Kremlin para su política energética.

"La razón es evidente: Rusia es también un gran productor y exportador de petróleo y está interesada en que se mantengan unos precios del crudo estables y predecibles".

Sin embargo, la intensa actividad y los esfuerzos por parte de los productores de crudo, que dependen altamente de sus ingresos por la venta petrolera, no han surtido de momento los efectos deseados.

Si en ocasiones anteriores el anuncio de un recorte de la oferta de la OPEP provocó alzas inmediatas del precio del crudo, el anuncio de ayer no consiguió impedir que el "oro negro" encadenara una jornada más de fuerte depreciación.