La reforma del sistema financiero

Bush sienta las bases de la cumbre: "Mercados libres, libre empresa y libre comercio"

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, indicó hoy que la próxima cumbre del G20, que comenzará en Washington el 15 de noviembre, tendrá como objetivo principal establecer "una serie común de principios", que supondrán "un paso fundamental para evitar crisis similares en el futuro", pero teniendo en cuenta la necesidad de "comprometerse" con los fundamentos del crecimiento económico a largo plazo: "mercados libres, libre empresa y libre comercio".

En su habitual discurso radiofónico semanal, Bush emplazó a los estadounidenses a mostrar "optimismo" ante la recuperación de los mercados. Como viene siendo habitual, no obstante, el presidente solicitó "tiempo" para que la aplicación de las medidas de intervención adoptadas por el Gobierno federal cobren efecto.

Más invitados a la reunión

De cara a la reunión de alto nivel que tendrá lugar a medidados del mes próximo, Bush contó entre sus participantes no sólo a "los líderes de las naciones G20" sino también al director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick y el director del Foro para la Estabilidad Financiera, Mario Draghi, así como el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

"Durante esta cumbre, discutiremos las causas de los problemas en nuestros sistemas financieros, apreciaremos el progreso que se está logrando para afrontar la crisis actual y comenzaremos a elaborar principios de reforma para cuerpos e instituciones reglamentarias relacionadas a nuestros sectores financieros", explicó el presidente.

"Aunque las soluciones específicas llevadas a cabo por cada paísquizás no sean las mismas, el ponerse de acuerdo sobre una serie común de principios será un paso fundamental para evitar crisis similares en el futuro", añadió, antes de precisar que "nuestras naciones deben también volver a comprometerse a los fundamentos del crecimiento económico a largo plazo - mercados libres, libre empresa y libre comercio".

El presidente Bush concluyó elogiando las virtudes del aperturismo de los mercados, que "han aumentado los estándares de vida y han ayudado a millones de personas en todo el mundo a escapar las garras de la pobreza" y que "se han mostrado constantemente como el camino más seguro para crear empleos, aumentar el comercio y fomentar el progreso".