Crisis financiera

Sarkozy asegura que en la cumbre se tomarán "decisiones concretas"

El presidente de turno de la Unión Europea, el francés Nicolas Sarkozy, ha asegurado hoy que la cumbre internacional sobre la crisis financiera convocada para mediados de noviembre en Washington "tomará decisiones concretas".

En la rueda de prensa final de la séptima cumbre Asia-Europa (ASEM), el presidente francés ha indicado que el encuentro del 15 de noviembre no servirá sólo "para hablar".

China y los otros miembros asiáticos invitados a la reunión de Washington -Japón por el G-7 y Corea del Sur e Indonesia por el G-20- han confirmado hoy que participarán plenamente en la cumbre.

Según Sarkozy, en las entrevistas bilaterales que él y el presidente de la CE, Jose Manuel Durão Barroso, han mantenido en Pekín con el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y con el nuevo primer ministro japonés, Taro Aso, todos les han transmitido "su voluntad de que la cumbre de Washington sea concluyente y tome decisiones".

"La respuesta, pues, es sí", ha dicho Sarkozy al periodista que le preguntaba si el G-20 tomará decisiones concretas en la capital estadounidense. "Todos han comprendido que no es posible que nos reunamos solamente para hablar".

Después de recibir el apoyo del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, los europeos han conseguido en Pekín el respaldo de los países asiáticos a su iniciativa de abordar la reforma del sistema financiero internacional para que no se repitan crisis como la desencadenada por las 'hipotecas basura' estadounidenses.

Esa primera cumbre extraordinaria estará organizada en torno al G-20, donde están representadas las siete economías más industrializadas del planeta más Rusia y los países emergentes.

Los europeos incluyen en la agenda de las deliberaciones cuestiones como la necesidad de una supervisión internacional de los mercados financieros, la regulación de los fondos de alto riesgo o la remuneración de los altos ejecutivos.

El presidente francés ha saludado la confirmación hecha previamente, en la misma rueda de prensa, por el primer ministro chino, Wen Jiabao, de que China participará "plenamente" en el encuentro.

Wen no quiso confirmar si será él o el presidente, Hu Jintao, quien acuda a la cita.

Sarkozy también ha respondido a la pregunta de si el G-20 tratará de los tipos de cambio entre las monedas.

"Me parece imposible", ha dicho, "que se evoquen las cuestiones fiscales y la crisis financiera y no se hable de las monedas, de la manera en que evolucionan unas respecto a otras".

Ha subrayado que el asunto es tanto más oportuno cuanto que el yen japonés acaba de apreciarse "un 11 por ciento en pocas horas".

"Todo ello formará parte de la discusión", ha asegurado el mandatario europeo, aunque como están previstas varias cumbres sucesivas "la única cuestión que se plantea es si hablaremos de todo en la primera o sólo en ella de la regulación y del resto en las siguientes".

En cualquier caso, ha insistido, Europa planteará todas estos temas a sus socios internacionales.