Hipotecas

Cajastur ofrece a sus clientes suspender temporalmente sus cuotas hipotecarias

Cajastur ha lanzado una nueva fórmula para que sus clientes de préstamos hipotecarios puedan hacer frente a sus problemas económicos, derivados del deterioro del mercado de trabajo, mediante la aplicación de un periodo de carencia de capital e intereses durante dos años.

Los clientes beneficiarios podrán, de esta forma, disponer de dos años sin pagar las cuotas de su hipoteca, con lo que se facilitará que puedan afrontar sus problemas económicos y de pérdida de ingresos por la situación laboral y económica.

La amortización del préstamo queda en suspenso durante dos años y el plazo de vida de la hipoteca se alargará por un periodo igual al de carencia. La fórmula se dirige a clientes de Cajastur que tengan contratada con la entidad una hipoteca libre sobre vivienda habitual y tuvieran domiciliada su nómina y principales ingresos.

La oferta de Cajastur a sus clientes parte de la posición de liquidez y solvencia de la entidad financiera, que le permite aplicar este mecanismo de apoyo a los clientes en las situaciones económicamente más delicadas. Cajastur tiene una situación de holgada liquidez, siendo prestadora en el mercado interbancario y disponiendo de un saldo de liquidez del orden de 1.000 millones de euros.