æscaron;ltima

La Expo de Zaragoza organiza la subasta del siglo

En noviembre se pondrán a la venta más de 16.000 objetos utilizados durante la muestra.

La Expo de Zaragoza organiza la subasta del siglo
La Expo de Zaragoza organiza la subasta del siglo

La última semana de noviembre, la Expo de Zaragoza pondrá a la venta más de 16.000 objetos que ya no le sirven. 'Será una de las mayores subastas realizadas en España y esperamos miles de compradores', adelanta Alex Munné, gerente de Ferbossa, la empresa especializada que, junto a Hilco Industrial Europe, será la encargada de organizar el evento.

Cualquier persona, además, por supuesto, de las empresas, podrá pujar en este macrozoco, cuyo proceso de inventario está a punto de finalizar. Hay desde ordenadores a todo tipo de mobiliario, televisores de última generación, electrodomésticos, lámparas o fotocopiadoras.

Anabel Beltrán, jefa del área de Contratación de la Expo, subraya que 'todos los artículos son de gran calidad y prácticamente nuevos, ya que se han utilizado durante poquísimo tiempo'. Y Munné apostilla que 'la crisis juega a favor de la subasta, ya que se trata de una oportunidad de compra a precios excepcionalmente bajos. De hecho, los objetos van a partir de tarifas por debajo de las establecidas para los usados de ocasión'.

De lo que tratan los organizadores es de lograr una subasta 'apta para todos los públicos'. Para ello, Munné adelanta que 'vamos a elaborar una guía informativa y un catálogo muy completo, con descripción pormenorizada de los lotes, que se colgará en la web www.ferbossa-industriaactia.com unos días antes de la subasta. Y cualquier interesado podrá inspeccionar físicamente los objetos en el recinto de la Expo, en Ranillas'.

Los interesados en participar en la subasta pueden optar por dos formas de registrarse. Personalmente, en unos mostradores habilitados en la sede de la Expo de Zaragoza, o a través de internet, a partir de noviembre, rellenando un formulario en la web de Ferbossa reseñada. Munné señala que 'la subasta se realizará tanto en varias salas físicas como en tiempo real en internet. El recinto lo concretaremos los próximos días'.

Los lotes tendrán un precio de salida marcado por la organización el mismo día de la subasta, sobre el que se irá pujando. A partir de ahí, el lote se adjudicará a quien oferte la cifra más alta, por el sistema tradicional de puja. Cada adjudicatario será identificado por un número y efectuará el pago en la unidad de facturación, donde se le expenderá la correspondiente factura. Podrá utilizarse el pago en metálico, la transferencia o el cheque conformado. Los compradores deberán hacerse cargo del desmontaje y transporte de los lotes adjudicados, en zonas que serán habilitadas especialmente. Si tiene un dinero ahorrado, guárdelo hasta finales de noviembre, 'porque las oportunidades de compra van a ser realmente excepcionales. Difícilmente podrán encontrarse objetos de tanta calidad a precios tan asequibles', asegura Munné.

Ferbossa cuenta con una experiencia de más de 80 años en la venta y valoración de activos. En 2004, puso en marcha la mayor subasta realizada hasta ahora en España, con más de 20.000 participantes registrados presencialmente y 4.000 a través de internet. 'Pero la de ahora es un gran reto, porque esperamos tantos o más pujadores', subraya el gerente de la compañía que, además de las subastas, también está especializada en la compraventa de plantas industriales e inmuebles.