Hacia un nuevo orden financiero

La Caixa acumula un nivel de liquidez de 26.491 millones, el 10,1% de los activos

La Caixa aumentó su liquidez en 1.345 millones de euros entre enero y septiembre, situándola en 26.491 millones. Un 73% de esta cantidad corresponde a recursos de clientes. Con todo, la provisión de los extraordinarios de 225 millones provocó una caída del beneficio atribuido del 14%. El negocio recurrente avanzó un 7%.

La primera caja española se ha convertido en 'un prestador neto permanente' en el mercado interbancario, con un nivel de liquidez de 26.491 millones de euros, lo que representa el 10,1% de sus activos totales. Esta cifra incluye los 1.345 millones incorporados durante los primeros nueve meses del año en curso y los 4.491 millones de facilidades crediticias derivadas de la póliza que la entidad mantiene con el BCE.

Fuentes de la caja señalaron que, con este colchón, 'no contemplamos futuras emisiones de cédulas', porque los vencimientos de deuda institucional hasta finales de 2009 son de sólo 4.000 millones. Además, el 73% de los recursos invertibles de La Caixa corresponde a los depósitos de la clientela. A pesar de esta 'fortaleza financiera', según subraya el comunicado de resultados, la entidad ha decidido provisionar íntegramente los ingresos extraordinarios de 225 millones generados ya en el primer semestre. Esta cifra incluye los beneficios fiscales de deducción por reinversión y la utilización de provisiones de años anteriores para la cobertura de tipos de interés del grupo asegurador Caifor.

Las dotaciones por insolvencias sumaron 759 millones, lo que ha elevado las provisiones totales hasta los 3.175 millones, de los que 2.307 millones corresponden a genéricas. La entidad destacó que el grupo mantiene esta dotación al máximo, con un exceso de 1.698 millones. La tasa de morosidad se situó en el 1,69%, con una tasa de cobertura de activos dudosos del 106%, un porcentaje calificado como 'relativamente positivo' por las mismas fuentes de la entidad. La situación mejora hasta el 161% de cobertura al considerar las garantías hipotecarias. La entidad que preside Isidro Fainé y dirige Juan María Nin consiguió un nivel del 8,8% de la ratio que mide los activos de mayor calidad (core capital, en inglés), y un nivel de solvencia del 12%.

La citada dotación de los resultados extraordinarios supuso una caída del 14% del beneficio atribuible entre enero y septiembre, hasta los 1.571 millones. En el mismo periodo de 2007, los atípicos positivos fueron de 360 millones, fruto de la venta de las participaciones en las empresas Suez, Caprabo, Occidental Hoteles y Atlantia. De esta forma, comparando el negocio puramente financiero, el resultado atribuido después de minoritarios (los pequeños accionistas que ostentan el 20,6% de Criteria) se situó en los 1.571 millones, con un aumento del 7%.

El volumen del negocio financiero de La Caixa alcanzó los 411.522 millones, con un aumento del orden del 6,7%, de los que 14.554 millones se refieren a recursos de clientes (6,5%) y otros 11.329 millones a créditos (7%). Según el plan estratégico de la entidad en curso, el renovado acento en la inversión destinada a empresas representó un crecimiento del 17,7%, con un total de 384.586 compañías clientes.

Por otra parte, el valor de la cartera cotizada, a través de Criteria, ascendió a 16.897 millones, con plusvalías latentes de 4.360 millones. A falta de novedades en adquisiciones, La Caixa potenciará en los próximos meses su presencia internacional a través de nuevas oficinas. Prevé abrir dos en Lisboa y Marruecos, que se sumarán a las de Varsovia y Bucarest. Habrá que añadir las 10 oficinas de representación, así como la próxima que se instalará en Shanghai.

La asamblea aprueba el cambio de estatutos a la ley catalana

La asamblea extraordinaria de la entidad celebrada ayer aprobó el cambio de estatutos de sus órganos de gobierno que estipula la Ley catalana. Con la única oposición de CC OO, que votó en contra y se abstuvo en algunos puntos, la convocatoria formalizó la mayor influencia que tendrán los ayuntamientos (el consistorio de Barcelona tendrá cinco miembros y otros se repartirán 11 puestos más) y las corporaciones locales. El nuevo reparto de la composición de la asamblea va en detrimento de los consejos comarcales, que antes designaban el 50% de sus miembros y a partir de ahora nombrarán sólo el 33,3%

Otras cifras

El ratio de eficiencia se situó en el 42,2%, mientras que el número de clientes aumentó hasta los 10,7 millones. La entidad cerró los primeros nueve meses del año con una plantilla total del grupo de 27.740 empleados, y una red de oficinas de 5.577 en las que se incluyen 8.162 cajeros.