Resultados empresariales

El desplome del níquel reduce un 70% el beneficio de Acerinox

El grupo provisionó 51 millones en el trimestre.

El productor español de acero inoxidable Acerinox cerró los primeros nueve meses del año con una caída del resultado neto del 70,5%, hasta los 125,3 millones de euros. En el tercer trimestre el grupo tuvo que provisionar 51 millones para ajustar el valor de sus existencias.

El beneficio bruto de explotación cayó un 59,7%, hasta situarse en los 331 millones, mientras que el recorte de las ventas llegó al 21,6%, hasta los 4.281 millones. A 30 de septiembre, la deuda financiera del grupo era de 1.209 millones. La compañía destacó su 'fortaleza financiera' y recordó que dispone de más de la mitad de sus líneas de crédito en vigor, que ascienden a 2.475 millones de euros.

La empresa atribuyó estos malos datos al desplome de los precios del níquel, determinante en la fabricación del acero inoxidable. En los últimos meses, la materia prima ha llegado a mínimos en la bolsa de metales de Londres, alcanzando los 10.155 dólares por tonelada, un nivel similar al existente en septiembre de 2003. Esta situación ha provocado la contracción de la demanda, a la espera de nuevas bajadas en los precios.

ACERINOX 9,42 -0,72%

'Sin embargo, estos niveles de precios alcanzados nos hacen pensar que el precio del níquel está cerca de niveles de soporte. El mantenimiento de las tasas de crecimiento de consumo de los aceros inoxidables, de entre un 5% y un 6% anual durante los últimos 50 años, nos permite ser optimistas a medio y largo plazo', señalaron desde la empresa en un comunicado.

En este contexto, Acerinox fue capaz de mantener un nivel de producción ligeramente superior al de los nueve primeros meses de 2007. Así, la producción de acería del grupo fue de 1,76 millones de toneladas, frente a los 1,70 millones del mismo periodo del año anterior. La fabricación de laminados en caliente aumentó un 2,5%, hasta 1,54 millones de toneladas, mientras que la de los laminados en frío cayó ligeramente, un 0,1%, hasta 1,1 millones de toneladas. Los productos largos laminados en caliente producidos sumaron 168,8 millones de toneladas, un 10,1% más. La empresa advirtió que está adaptando sus fábricas al menor tirón de la demanda y a la nueva situación de la cartera de pedidos.