Renovables

Las fotovoltaicas prevén una severa caída de España en el mercado mundial

La industria solar fotovoltaica alertó ayer de la caída de cuota en el mercado mundial que sufrirá España en los próximos años a causa de la nueva regulación. El sector valoró que, de cubrir cerca del 20% del negocio fotovoltaico en el mundo ahora, en 2011, el país sólo representará un 12%.

La nueva regulación hará perder posiciones al mercado español de energía solar fotovoltaica dentro del contexto mundial. En 2007 la industria española se alzó con el segundo puesto, sólo detrás de Alemania y por delante de Japón y EE UU. Este año, en función de la cantidad de megavatios (MW) que se hayan instalado finalmente, se podría alcanzar el primer puesto en potencia fotovoltaica instalada, sobre todo si se confirman las estimaciones, que hablan de 2.000 MW instalados al cierre de 2008. En diciembre de 2007, había unos 600 MW instalados en el territorio.

Sin embargo, tal y como señalan varias fuentes en el sector, el país está a punto de perder su cetro. David Pérez, socio de la consultora estratégica del sector Eclareon, explicó ayer que 'la caída de volúmenes de instalación en el mercado español', a causa de los límites de potencia instalada con subvención que establece la nueva normativa, 'hará caer la cuota del país en el mercado fotovoltaico mundial en un 25%'. Pérez realizó estas estimaciones en el marco de la II Conferencia de la Industria Solar, inaugurada ayer en Madrid, basándose, además de en sus análisis, en datos de la patronal europea de la industria fotovoltaica (Epia), de Deutsche Bank y de la revista alemana Photon, especializada en esta industria .

La nueva regulación para el sector solar fotovoltaico prevé que la cantidad máxima de potencia instalada que recibirá prima será de 500 MW anuales a partir de 2009. Este límite podrá crecer en función de que se cubra toda la potencia o no en todas las categorías, que son instalaciones en suelo y tejados, lo que influirá también en la prima. Para recibir la subvención correspondiente, las instalaciones tendrán que estar inscritas en un registro que dividirá en trimestres la cantidad de potencia a instalar en el año, para maximizar el control. El volumen de mercado español caerá en un 67% al menos, según datos de Eclareon, unos 1.000 MW menos a instalar este año.

Gustavo Carrero, director de marketing de la constructora y promotora de parques solares fotovoltaicos OPDE, confirmó durante la conferencia las estimaciones presentadas por Eclareon y aseveró que 'España pasará de ostentar un 20% de cuota de mercado mundial a controlar sólo el 12%'. Carrero afirmó que el mercado español está 'en una situación ruinosa' e instó a las empresas a iniciar la internacionalización.

Instalaciones reales

La industria ve además nuevos inconvenientes a estas limitaciones de instalación y, de hecho, duda de cuál vaya a ser el desarrollo real del mercado fotovoltaico en España para el año que viene. Así, Enrique Alcor, presidente de Atersa, afirmó ayer: 'No creo que el mercado real fotovoltaico, el de las plantas de nueva construcción, supere los 200 MW'.

El directivo ya valoró que el sistema de registro para que las nuevas instalaciones fotovoltaicas reciban la prima 'provocará un parón en el sector de seis meses. Hasta abril no se va a vender un sólo módulo en España', afirmó.

Junto a este dato, Alcor aseguró que no llegarán a instalarse más de 358 MW porque al registro del tercer trimestre no dará tiempo a llevarlo a cabo en el año. 'Y de estos 358 MW, ¿cuántos se van a llevar los proyectos atrasados que no entraron en el anterior decreto? El margen a los nuevos será pequeño'.

Más caro que en otros sitios

Tanto el responsable de Eclareon, David Pérez, como el director de marketing de OPDE, Gustavo Carrero, señalaron que 'los costes de los proyectos fotovoltaicos llave en mano en España han sido excesivos'. Según Carrero, los precios medios para los módulos y la venta de instalaciones subieron en España un 12% durante este año. Esta subida ha incrementado los precios mundiales de venta en un 5%, dijo.

Pérez, por su parte, contó la anécdota que, durante una venta había presenciado cómo un productor de módulos, que no nombró, había encarecido el precio de su producto 'porque, si van para España, son más caros'.

El responsable de Eclareon estimó que el coste de estos proyectos en el país era un 16% superior a los precios que se intercambiaban en Italia y un 38% mayores que los de las instalaciones alemanas. 'Una menor tarifa bajará el coste por kilovatio/hora y motivará una mayor profesionalización del sector', afirmó.

Carrero avanzó que los precios por planta caerían entre un 10% y un 15% en los próximos años.