Inversión

Sebastián 'vende' la deuda pública española entre inversores chinos

Los inversores chinos manifestaron ayer su interés en adquirir deuda pública que España emitirá próximamente para financiar los programas de apoyo a la banca de cara a la crisis económica mundial, según aseguró el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián.

'China se va a convertir en uno de los principales inversores; de hecho, están interesados en participar en la emisión de deuda española', destacó Sebastián en Tianjin (norte de China), donde participó en un foro empresarial hispano-chino, con la presencia de 63 compañías españolas y más de 200 chinas. Las palabras de Sebastián se producen dos días después de que anunciara también el interés de fondos soberanos árabes en la deuda española.

'Tenemos un gran déficit comercial con China que hay que reducir, y la forma de hacerlo es aumentando la presencia española' en el país asiático, añadió el ministro, estimando que el gigante asiático puede colocarse ya este año como tercera potencia mundial, superando a Alemania. Energías renovables, telecomunicaciones, informática o alimentación son los sectores en los que, en su opinión, las empresas españolas tienen futuro en China. El foro de Tianjin se centra en los sectores industriales en los que la tecnología española tiene una de las cotas más altas a nivel mundial. Por otro lado, Sebastián firmó en Pekín un nuevo programa de cooperación financiera con el ministro de Finanzas chino, Xie Xuren, al que se destinarán 380 millones de euros.

Deuda rusa

El acuerdo, 'más ambicioso y flexible' que el anterior, contempla la financiación de proyectos comerciales, en sectores como medio ambiente, energías renovables, infraestructuras y servicios urbanos. Se abandona la financiación de proyectos sociales (salud y educación). No obstante, el protocolo contempla una línea de 20 millones como contribución de España a la reconstrucción de la zona afectada por el terremoto de Sichuan.

Quien sí está teniendo problemas con su deuda es Rusia. Ayer, la agencia Standard and Poor's rebajó de estable a negativa la perspectiva sobre las calificaciones a largo plazo de Rusia. 'La revisión de la perspectiva refleja la probabilidad de una rebaja si los costes para el Gobierno ruso de las operaciones de rescate de la banca siguen aumentando ante las crecientes salidas de capitales', indica la agencia.