Resultados trimestrales

El beneficio recurrente de La Caixa crece un 7% hasta septiembre

La Caixa disminuyó un 14% su beneficio neto consolidado hasta septiembre por ausencia de extraordinarios, mientras que el beneficio recurrente atribuido al grupo, después de minoritarios, fue de 1.571 millones de euros, un 7% más, informó hoy la entidad.

La caída del resultado total respecto al mismo periodo del ejercicio anterior se debe a que la caja de ahorros no contabilizó resultados extraordinarios, al haber destinado íntegramente a provisiones los 225 millones de euros de ingresos extraordinarios generados. El beneficio total hasta septiembre se redujo un 14% respecto a los nueve primeros meses de 2007, cuando la entidad computó 360 millones de ingresos extraordinarios.

Ante el "entorno de crisis económica" y "aumento de la morosidad", del 1,69% hasta septiembre, La Caixa ha reforzado su balance con el registro de 759 millones de euros de dotaciones para insolvencias en el 2008. Así, las provisiones para insolvencias totales registradas ascienden a 3.175 millones de euros, de los que 2.307 millones corresponden a provisiones genéricas.

El grupo mantiene dotada la provisión genérica por el importe máximo permitido por el Banco de España, con un exceso de 1.698 millones de euros respecto al mínimo exigido. La tasa de cobertura se situó en el 106%, porcentaje que llega al 161% si se consideran las garantías hipotecarias. La Caixa aumentó el margen de explotación un 1,5%, hasta los 2.661 millones, y el margen de intermediación hasta los 2.995 millones, un 12,6% más. El margen ordinario subió un 7,1%, hasta los 5.008 millones.

CAIXABANK 2,57 -0,43%

Su volumen total de negocio bancario fue de 411.522 millones de euros, un 9,1% más. Los créditos aumentan un 11%, hasta los 173.118 millones de euros (+17.165), y los recursos de clientes alcanzaron los 238.404 millones de euros (+17.081), un 7,7% más. La entidad afirmó que ha mantenido el ritmo de actividad crediticia, ya que en los últimos doce meses ha concedido créditos por valor de 89.260 millones de euros en 1,4 millones de operaciones.

Liquidez de 26.491 millones

La Caixa destacó que cuenta "con un extraordinario nivel de liquidez de 26.491 millones de euros, el 10,1% de los activos", y que es prestadora neta permanente en el mercado interbancario. Añadió que el 73% de los recursos invertibles del grupo corresponde a depósitos de la clientela, lo que "proporciona fuerte estabilidad".

También expuso que su dependencia de los mercados mayoristas "es muy reducida y los vencimientos de deuda institucional hasta finales de 2009 son sólo de 4.000 millones de euros". Por todo lo anterior, aseveró que en los nueve primeros meses de 2008, "ha aumentado su fortaleza financiera, lo que le permite afrontar con garantías el crecimiento de sus negocios y dar respuesta a las necesidades de crédito y de seguridad de todos sus clientes".

Criteria e internalización

El valor de mercado de la cartera cotizada (vehiculada a través de Criteria CaixaCorp) ascendió a 16.897 millones de euros, con 4.360 millones de plusvalías latentes. En el tercer trimestre, Criteria completó la adquisición de una participación del 20% en Grupo Financiero Inbursa (8 de octubre). Con esta operación, GFInbursa se convierte en el vehículo de expansión del negocio financiero de Criteria CaixaCorp y de la familia Slim en el continente americano.

Por su parte, La Caixa potenciará su presencia internacional con la apertura en 2009 de dos nuevas oficinas operativas, en Lisboa, tras recibir la autorización del Banco de Portugal, y Marruecos, que se sumarán a las de Varsovia y Bucarest y a las 10 oficinas de representación, que se verán ampliadas con una nueva en Shanghai. A través de estas oficinas, La Caixa seguirá aumentando la operativa del negocio de los clientes que actúan en el extranjero y de las empresas extranjeras que se establecen o que tienen relaciones comerciales con España.

La Caixa cerró septiembre con 10,7 millones de clientes (+307.000 desde enero), 5.577 oficinas (+97) y 27.740 empleados (+1.514). El número de tarjetas ascendió a 10,3 millones (+641.706) y el de cajeros automáticos a 8.162 (+151).