Resultados

La fórmula Ikea es inmune a la crisis: factura un 19% más

Ikea Ibérica facturó en España y Portugal 1.459 millones de euros en el ejercicio 2007-2008 (entre el 1 de septiembre de 2007 y el 31 de agosto de 2008), lo que supone un incremento del 19% respecto al año anterior, en un contexto económico marcado por el frenazo general del consumo como consecuencia de la crisis económica.

Tienda Ikea
Tienda Ikea

El director general de la división ibérica de la multinacional, Peter Betzel, se mostró "orgulloso" de este crecimiento en la actual coyuntura que atraviesa la economía y confió en seguir aumentando las ventas en ambos países, aunque "no será tan fácil" como en el pasado.

Así, pese a que el sector del mobiliario para el hogar está "muy en crisis", con una caída general de las ventas del 15% en 2008, las previsiones del grupo sueco para el próximo ejercicio apuntan a un crecimiento del 5%, en un año en el que además no proyecta inaugurar ningún nuevo establecimiento.

La facturación de la filial ibérica alcanzó un peso del 6,8% en el volumen total del grupo, que ascendió a 21.200 millones, un 7% más. "Ha sido un año de éxito para Ikea en términos globales", recalcó el directivo, que consideró que la compañía se beneficia de la coyuntura económica, al ofrecer productos "asequibles y de calidad".

La cadena de muebles y accesorios de decoración tiene una red de 11 tiendas en España, cuya facturación representa el 82% de la división ibérica, y dos establecimientos en Portugal, que en conjunto recibieron entre septiembre de 2007 y el pasado agosto 36 millones de visitantes, cinco millones más.

Sus planes de expansión contemplan una inversión de unos 3.500 millones de euros hasta 2020 para alcanzar una red de 40 tiendas (30 ó 35 en España y siete en Portugal), con un ritmo de dos o tres aperturas anuales.

Expansión junto a centros comerciales propios

Betzel avanzó que esta expansión se acometerá con un "ligero cambio de rumbo", dado que las tiendas se abrirán "siempre que sea posible" dentro o junto a Centros Comerciales Ikea, que promoverá y gestionará el grupo sueco, que estima que este tipo de proyectos puede elevar sus visitas en torno a un 10%.

Ikea, que inauguró la semana pasada un centro de este tipo en Oporto, espera que entre 10 y 12 de las nuevas tiendas previstas estén ubicadas junto a estos centros comerciales, para los que busca terrenos de en torno a 150.000 metros cuadrados. La firma pretende crear centros "más acogedores", con cines y tiendas pequeñas, además de cadenas comerciales.

El primer centro comercial de la multinacional en España se inaugurará en 2010, junto a una tienda Ikea, en Jerez de la Frontera (Cádiz), con una inversión de alrededor de 160 millones de euros.

Además de estos proyectos, en los planes de la firma para 2010 también figura la apertura de tiendas en La Coruña, Pulianas (Granada) y San Fernando de Henares (cuarto establecimiento en Madrid), así como un segundo punto de venta en Lisboa. Cada tienda supone una inversión de entre 60 y 70 millones de euros.

También tiene previsto aumentar su presencia en Barcelona, donde estima que se podrían abrir entre 3 y 5 tiendas hasta 2020, y en la Comunidad Valenciana, donde prevé inaugurar un establecimiento en Paterna "lo antes posible". Betzel lamentó la lentitud de los procesos burocráticos para la obtención de licencias comerciales.

"En esta situación económica, Ikea sigue invirtiendo", declaró el director general de la división ibérica del grupo sueco, quien destacó que, aunque la plantilla -con unos 7.500 trabajadores- se mantendrá estable en 2009, el plan de expansión hasta 2020 supondrá la creación de más de 9.000 empleos.

Reducir precios

Además, tras señalar que desde su implantación en España en 1996 ha reducido en más de un 30% los precios de sus productos, aseveró que la compañía seguirá con esta política el próximo año, puesto que su objetivo se centra en atender a la mayoría y "ahora, la mayoría de las personas tienen menos recursos". En concreto, Ikea ha reducido este año el precio de más de 400 artículos entre un 2% y un 3%.

Betzel, que explicó que esta estrategia se puede desarrollar optimizando sus procesos de transporte y logística, también apuntó que el grupo tiene previsto aumentar el número de proveedores locales.

El grupo Ikea, que ha invertido desde su implantación en la Península Ibérica más de 1.000 millones de euros, tiene actualmente tres tiendas en Madrid, dos en Barcelona y una en Sevilla, Málaga, Vizcaya, Asturias, Murcia y Zaragoza.