Resultados

Galán admite que dará prioridad a la rentabilidad de las inversiones

El presidente de la Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que había anunciado anteriormente que la compañía es "flexible" para retrasar inversiones por 2.000 millones al año sin afectar a sus objetivos para 2010 de ganar 3.500 millones, admitió en una conferencia con analistas que a la hora de identificar proyectos el grupo "pondrá más exigencia en la rentabilidad".

"Iberdrola no puede ignorar lo que está ocurriendo en estos momentos en el mundo", señaló Sánchez Galán en alusión a la actual crisis crediticia. El presidente dijo que no hay una "lista" de las inversiones que podrían verse afectadas, pero adelantó que habrá "competencia interna por ver qué inversiones son más rentables".

La compañía que preside Sánchez Galán había afirmado anteriormente que "no es ajena al momento económico" y anunció que "podría modular sus inversiones de acuerdo a los tempos necesarios y gestionar su cartera de activos para maximizar su valor".

Asimismo, anunció que Iberdrola elevará un 27% el beneficio por acción en 2008, y los dividendos aumentarán durante el ejercicio en un porcentaje similar al anterior, en torno a 0,35 euros.

IBERDROLA 8,96 0,65%

Galán sostuvo que la eléctrica dispone de un bajo nivel de apalancamiento, con un 60% de deuda a largo plazo, con inversiones en países con triple ''A'' de ''rating'', con flujo de caja estable, con un negocio regulado o semirregulado equivalente al 60% del total y con el 70% de la producción para 2009 ya vendida.

"Coherencia" en el negocio gasístico

Por otro lado, Galán, pidió hoy a las autoridades regulatorias y de competencia que actuén con "coherencia" en el caso de la compra de Unión Fenosa por Gas Natural para evitar que el grupo resultante controle el 70% del negocio del gas en España.

Galán indicó que Iberdrola es "respetuosa con las decisiones empresariales", al margen de las alegaciones presentadas ante las autoridades regulatorias. En la actualidad, la Comisión Nacional de Competencia (CNC) ultima su informe sobre los efectos sobre el mercado de la integración de la gasista catalana y de la eléctrica presidida por Pedro López Jiménez.

El beneficio crece un 53,8% gracias a los extraordinarios

Iberdrola ganó 2.481,3 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un incremento del 53,8% respecto a los nueve primeros meses de 2007, debido principalmente a la aportación del negocio de renovables y a los ingresos extraordinarios logrados por la venta de activos.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) ascendió a 4.922 millones de euros, con un incremento del 29,1%, según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que apuntó que la desinversión en activos aportó 567,4 millones de euros.

Estos extraordinarios proceden de la venta del 4% que tenía en la petrolera portuguesa Galp, que generó plusvalías de 386 millones; las desinversiones en Gamesa que realizó su participada Corporación IBV; la venta de Essal y de la participación en Veo TV, y la desinversión en activos inmobiliarios, operaciones todas ellas contabilizadas en el primer trimestre.

El 90% del crecimiento del EBITDA tuvo como motores a Iberdrola Renovables, que logró un beneficio bruto de explotación de 768 millones de euros, el 113,7% más, y Scottish Power, que aportó el 28% del total, con 1.373 millones de euros, y cuyas cuentas consolidan en el grupo desde abril.

Así, casi dos tercios del EBITDA provino de renovables y el área internacional, en tanto que el negocio tradicional de España aportó el 37% del total (1.817,4 millones), frente al 99% que suponía en 2000.

La cifra de ventas de Iberdrola aumentó un 56,5%, hasta 17.808 millones de euros, mientras que el beneficio neto operativo ascendió a 3.316,7 millones de euros, con un aumento del 31,5%. El cash-flow -flujo de caja- creció el 30,6%, hasta 3.448,1 millones de euros, lo que muestra el potencial de un nuevo gigante energético mundial cuyo punto de mira está puesto en el área Atlántica (Europa-Norteamérica-Latinoamérica), afirmó la eléctrica.

La producción de electricidad avanzó un 23%, hasta alcanzar los 106.442 millones de kilovatios hora (kWh), de los que la mitad se generaron, por primera vez en la historia de la compañía, en centrales eléctricas en el extranjero, según Iberdrola, que en septiembre cerró la incorporación de la estadounidense Energy East.

En España, los nueve primeros meses del año estuvieron marcados por la eliminación de las tarifas eléctricas oficiales para los grandes clientes industriales, lo que, según la compañía, permitirá mitigar el problema del déficit tarifario, que hasta septiembre ascendía 1.947 millones de euros.

El EBITDA creció un 11,3% en España, en un mercado que estuvo caracterizado por la baja hidraulicidad del periodo, los crecientes precios de la energía y un moderado incremento de la demanda (2 por ciento). La actividad en Latinoamérica arrojó un EBITDA de 673 millones de euros, el 3,8% más, de los que Brasil aportó el 58% y México el 42% restante.

Por su parte, los negocios de ingeniería y no energéticos redujeron su beneficio bruto de explotación un 17,8%, hasta los 290,3 millones, debido fundamentalmente a una menor actividad en España del negocio inmobiliario.