Hacia un nuevo orden financiero

Las financieras de las marcas de coches podrán acceder al fondo de liquidez del Gobierno

Las financieras de las marcas automovilísticas podrán acceder al fondo de 30.000 millones de euros ampliable a 50.000 millones que el Gobierno ha habilitado para adquirir activos de calidad a las entidades financieras.

Fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda confirmaron a Europa Press que las financieras de las marcas automovilísticas, del mismo modo que las financieras de cualquier sector, podrán acceder a esta inyección de liquidez, ya que así se establece en el Real Decreto que desarrolla la creación del fondo.

Las mismas fuentes precisaron que para acceder a este fondo, las financieras de las compañías automovilísticas tendrán que cumplir dos requisitos: estar registradas en el Banco de España como establecimiento financiero de crédito y titulizar su cartera de activos a través de un banco.

Además, como se establece en el Real Decreto, el fondo con cargo al Tesoro sólo podrá adquirir activos de calidad, por lo que la deuda que las financieras de automóviles podrán vender para generar liquidez deberá contar con ciertas garantías, como una calificación favorable por parte de las agencias de 'rating'.

Según avanzó hoy Cuatro, de esta medida se podrán beneficiar las financieras de compañías automovilísticas como BMW, Daimler, General Motors y Volkswagen en España, puesto que todas ellas están registradas en organismo que preside Miguel Angel Fernández Ordóñez como establecimientos financieros de crédito.

El objetivo de esta iniciativa es que el crédito para la compra de vehículos vuelva a fluir con normalidad. Los créditos de los establecimientos financieros de crédito, entre los que se incluyen las financieras de las marcas de coches, acumulaban hasta agosto 58.106 millones de euros en créditos.

En los últimos meses se había producido un descenso del volumen total como consecuencia de las restricciones crediticias. A diferencia de los bancos, estas financieras no disponen de depósitos de clientes, por lo que todos los préstamos que conceden se nutren directamente del sistema financiero.

Los fabricantes de automóviles de Francia y Alemania también tendrán acceso a las ayudas financieras extraordinarias aprobadas por sus correspondientes gobiernos, que suman 320.000 y 400.000 millones de euros, respectivamente.