Loteria

La venta de lotería se dispara en Italia ante un premio histórico

Con los precios de la pasta en ascenso, una recesión en ciernes y miles de millones de euros perdidos este mes en la bolsa, los italianos están buscando un remedio para sus alteradas finanzas; el mayor premio gordo de lotería del mundo.

Las apuestas a la Superenalotto, la lotería más popular de Italia, alcanzaron un récord debido a que la gente persigue el sueño de 94,8 millones de euros, dijo en su página web Sisal, la empresa que gestiona el juego. El siguiente sorteo, que se transmitirá por la televisión nacional, está previsto para esta noche.

"Simplemente lo que se quiere es acabar con la crisis que está golpeando los ahorros de todo el mundo'', dijo Antonio Avalle, de 36 años, un empleado bancario en Milán que compraría un viñedo en la Toscana si tuviera suerte este semana. "La gente está soñando con una nueva vida porque estamos presenciando un empobrecimiento general''.

La economía de Italia parece estar al borde de su cuarta recesión en los últimos diez años, su mercado bursátil se ha desplomado un 42% este año y la confianza de los consumidores bajó a su mínimo en 15 años en julio, lo que deja las ventas de lotería como una de las pocas actividades con dinamismo.

Los italianos han gastado 347 millones de euros en lo que va de mes en boletos de lotería, según Agipro News, una agencia italiana de noticias sobre loterías. Unos 20 millones de ellos, más de un tercio de la población, participaron en el último sorteo, del 18 de octubre, dijo Sisal. El número de jugadores creció desde una media de 9 millones, dijo la empresa.

La lotería eclipsa a cualquier otro premio en el mundo, según Lotterwiz.com, una web de Italia que sigue los premios de las loterías de todo el mundo. El premio gordo ha aumentado en Italia porque desde abril nadie ha acertado con la combinación correcta de seis números.

Colas

"Hemos tenido un aumento de jugadores, incluso la gente más mayor, que normalmente juega a la lotería más fácil, ha estado haciendo cola para la Superenalotto'', dijo Letizia Valenza, de 30 años, que lleva el Bar Meeting, en Milán, que vende boletos de lotería.

El premio gordo de la Superenalotto también está atrayendo a participantes extranjeros. Los bares de las ciudades fronterizas, como Ventimiglia, cerca de Francia, y Trieste, próxima a Eslovenia, dan cuenta de colas de potenciales millonarios, según el diario italiano La Stampa.

Incluso celebridades como Paris Hilton han comprado un boleto, según la agencia estatal de noticias Ansa. Una portavoz de la línea de ropa de Paris Hilton en Italia no pudo confirmar la información.