Procedimiento judicial

Los pequeños accionistas piden bloquear la venta del 75% de Fortis a BNP

La asociación belga de defensa de pequeños accionistas Deminor anunció hoy un procedimiento judicial sumario para suspender la venta del 75 por ciento de Fortis al grupo bancario francés BNP Paribas, al considerar que la transacción se acordó sin consultar a los accionistas.

Deminor espera conseguir "una nueva formulación del acuerdo que preserve los intereses de los accionistas", ha destacado uno de los responsables de Deminor, Charles Demoulin, en una rueda de prensa, en la que consideró que el precio acordado es inferior al valor real de la entidad.

La vista del caso está planeada para el próximo jueves, y Deminor pide además que el juez sitúe en el consejo de administración de Fortis a un administrador que vigile los intereses de los accionistas.

La asociación solicita también que se suspenda la venta del negocio belga y luxemburgués de Fortis a BNP Paribas hasta que tenga lugar una asamblea general de accionistas que respalde o rechace esa operación.

Investigación de un experto

Asimismo, pide que un experto investigue los acontecimientos de las últimas semanas y cómo ha sido gestionada la entidad bancaria desde la oferta de compra conjunta del año pasado sobre el banco holandés ABN Amro -una entidad mucho más grande que Fortis-.

Los problemas de Fortis comenzaron aproximadamente un año, con el estallido de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, por su exposición indirecta a ese mercado.

Pero fue la decisión de su cúpula directiva de embarcarse, junto al Santander y Royal Bank of Scotland, en la compra del banco holandés ABN Amro la que complicó su situación, por sus dificultades para encontrar liquidez en un contexto de mercados cada vez más rígidos.

Rescate ante la crisis

Los gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron a principios de mes disgregar Fortis, que era el primer banco belga, para que no sucumbiera a la crisis financiera.

Posteriormente, acordaron que el francés BNP Paribas se hiciera con las actividades bancarias de Fortis en Bélgica y Luxemburgo, cuyos gobiernos conservarán la capacidad de bloqueo en la entidad.

BNP Paribas obtendrá el 75% de la división bancaria de Fortis en Bélgica y el 67% en Luxemburgo, mientras que los respectivos estados mantendrán las acciones restantes.

A su vez, Bélgica recibirá nuevas acciones de BNP Paribas por valor de 8.250 millones de euros, lo que convertirá al Estado en el mayor accionista del grupo francés, con el 11,7%.

Por su parte, Holanda pagará 16.800 millones de euros por la totalidad de la división holandesa de Fortis, incluida su parte en ABN Amro.