Hacia un nuevo orden financiero

Bélgica inyecta 1.500 millones en la aseguradora Ethias

El Gobierno federal belga y las regiones flamenca y valona decidieron hoy inyectar 1.500 millones de euros en la aseguradora Ethias, accionista del banco Dexia para garantizar su supervivencia. Las autoridades belgas acordaron también aumentar hasta 100.000 euros la garantía para los productos de ahorro de la compañía.

Se trata de la tercera vez que Bélgica debe salir al rescate de una entidad financiera, tras las intervenciones realizadas en las últimas semanas sobre Fortis y Dexia. "Desde el principio, he dicho que el Gobierno de este país haría todo lo posible para evitar cualquier riesgo de que un ahorrador belga pierda un euro del dinero que haya depositado en una institución registrada en Bélgica", dijo el primer ministro, Yves Leterme, al anunciar la decisión.

Los problemas de Ethias se remontan a la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, que garantizaba algunos de sus productos. La crisis se agravó con la inyección de capital que Ethias se vio obligado a hacer en Dexia, donde controla el 5% de las acciones, a raíz de la intervención de los Gobiernos de Bélgica, Francia y Luxemburgo.

El director general de la aseguradora, Guy Burton, declaró el pasado viernes al periódico francés La Tribune que la entidad necesitaba una inyección de 1.500 millones de euros para sobrevivir. Estas palabras desataron el pánico entre los clientes, que en tres días retiraron cerca de 110 millones de euros. Burton ya ha sido sustituido por Bernard Thiry.