Comercio

La demanda del comercio interior cae un 1,5% en los ocho primeros meses

La demanda en el comercio interior ha caído el 1,5% en los ocho primeros meses de 2008, al pasar de un crecimiento por encima del 3% en los últimos años al 1,5% en la actualidad, anunció hoy la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo.

Iranzo, que compareció en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado, señaló que este fenómeno "no es endógeno a la economía española, ya que en toda Europa se ha producido un efecto similar de caída del consumo". A juicio de la secretaria de Estado, la actual coyuntura económica ha provocado un retraimiento del consumo que ha afectado al comercio interior, aunque "debemos considerar que las cifras no son tan negativas".

Los últimos datos oficiales indican que en 2008 se ha superado la cifra de un millón de locales comerciales, con un incremento interanual del 0,4%, lo que supone en valores absolutos que a principios del 2008 existían 3.946 locales comerciales más que en el año anterior. Respecto al número de personas que trabajan en el comercio minorista, Iranzo dijo que, según la EPA del segundo trimestre del 2008, casi dos millones de personas están empleadas en el sector, lo que supone el 1% más que en el 2007.

En cuanto al mercado de productos, la secretaria de Estado destacó que hasta agosto el volumen de ventas de alimentos y droguería subió el 1,3%, lo que representa un valor de compra de 65.900 millones de euros entre agosto del 2007 y agosto del 2008. Naturalmente, señaló Iranzo, que son las grandes superficies las que mejor están soportando la crisis, mientras que las pequeñas cadenas y las empresas "unilocalizadas" la padecen de forma más severa debido al menor gastos del consumidor.

Esto ha favorecido el desarrollo de las denominadas "marcas blancas", que ha crecido un 30%. Para apoyar al comercio minorista, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio va a llevar a cabo un nuevo plan de mejora de la productividad y competitividad en el comercio para el periodo 2009-2012.

Este plan va a contar con "dos pilares" de actuación, por una parte continuar con una línea de ayudas que se desarrollará mediante convenios de colaboración con las comunidades autónomas para la renovación y modernización del comercio minorista. Y por otra, una línea de crédito para que el pequeño comercio acceda a la financiación a bajo coste para hacer inversiones modernizadoras que se canalizarán a través del Fondo Financiero del Estado para la Ayuda al Comercio Interior.