Proyecto olímpico

Londres estudia nacionalizar las instalaciones olímpicas por la crisis

La actual crisis económica puede obligar a nacionalizar dos de las instalaciones olímpicas previstas por la ciudad de Londres para los Juegos de verano de 2012, lo que costaría al contribuyente británico casi 900 millones de libras (más de 1.100 millones de euros) adicionales.

Así lo ha advertido hoy el diario The Times, según el cual el ministro de Economía, Alistair Darling, la ministra responsable de los Juegos, Tessa Jowell, y la titular de la cartera para las Comunidades, Hazel Blears, tienen aún que ponerse de acuerdo sobre cómo reunir el dinero necesario. Esta última se resiste a las presiones para liberar al menos 250 millones de libras (325 millones de euros) de su Ministerio para financiar los Juegos.

En un principio, se pensaba que los 1.000 millones de libras (unos 1.260 millones de euros) que costará la Villa Olímpica y al menos la mitad de los 400 millones (504 millones de euros) del centro de prensa correrían a cargo de la iniciativa privada. Pero Lendlease, la empresa privada responsable de montar estas instalaciones no ha logrado la financiación que necesita por culpa de la crisis crediticia, y será imposible alojar a los atletas si el Gobierno no pone más dinero, informa el periódico.

El Gobierno laborista ha asignado ya 550 millones de libras (693 millones de euros) al Parque Olímpico (Stratford Park) y a la infraestructura de la Villa Olímpica, pero hacen falta otros 800 o 900 millones de libras.

1.500 casas menos

El costo de la Villa Olímpica se ha reducido ligeramente al haberse recortado de 4.000 a sólo 2.500 el número de casas proyectadas como consecuencia de la crisis del mercado inmobiliario, lo que, señala el periódico, alimenta los temores de que los atletas pueden verse hacinados.

Según el presidente del organismo encargado del cumplimiento del calendario de las obras olímpicas (la Olympic Delivery Authority), habría que esperar algo más a ver si se llega a algún acuerdo con los inversores privados, pero el Gobierno está sometido a fuertes presiones para garantizar la financiación del proyecto olímpico y restablecer la confianza en el mismo.

Según fuentes olímpicas, si los contribuyentes se hicieran cargo de la factura completa de la Villa Olímpica y del centro de prensa, se convertirían en propietarios de esas viviendas e instalaciones, y una vez acabados los Juegos, podría venderlas. Otro de los asuntos que tratarán los ministros con el alcalde de Londres, Boris Johnson, es el destino del estadio olímpico de baloncesto, una instalación provisional, que costará, sin embargo, el equivalente a más de 75 millones de euros.

Lo cierto es que el anuncio de una eventual desviación de fondos extra de los contribuyentes a los Juegos Olímpicos llega en un mal momento para las arcas del Estado. Según datos oficiales conocidos hoy, la necesidad de financiación del sector público ha alcanzado un récord en septiembre sin contabilizar las millonarias medidas de rescate anunciadas por el Ejecutivo de Gordon Brown, que sin ninguna duda elevará este apartado en el futuro.

La candidatura de Londres 2012 se impuso en su día a la propuesta de Madrid, entre otras, para acoger los próximos Juegos Olímpicos.

Ernst & Young vaticina que Reino Unido ya está en recesión

La economía británica está ya en recesión y se contraerá un 1% en 2009, señala hoy un análisis hecho por la firma asesora de servicios Ernst & Young ITEM Club. Según el informe, la crisis crediticia afectará "muy duro" al Reino Unido, incluso si los planes de rescate de la banca presenados recientemente ayudan a calmar el sistema financiero.

Los precios de las viviendas se situarán a finales de este año en un 14% por debajo de los correspondientes al año 2007 y disminuirán un 10% más en 2009 antes de estabilizarse en 2010, agrega el análisis divulgado hoy.

El pronóstico indica que la economía se contraerá durante los próximos tres trimestres antes de tocar fondo en la segunda mitad del año próximo, mientras que habrá una débil recuperación en 2010.