_
_
_
_
_
Acciones

Las empresas mandan una señal de confianza con compras de autocartera

Telefónica, Jazztel, Almirall o Acerinox son algunas de las compañías que han optado por transmitir al mercado un mensaje de confianza. Unas mantienen sus previsiones de resultados, otras apuestan por la compra de acciones.

Sea por el desplome de sus acciones en los últimos días o por la confianza que tienen en la marcha de su negocio, ya son varias las compañías que se han lanzado a comunicar a los mercados que su actividad va según lo previsto, sin resentirse por los efectos de la crisis financiera. "Las cotizaciones se han hundido y las empresas quizás se sienten obligadas a hacerlo", justificaba ayer Nicolás López, analista de MG Valores.

La primera fue Telefónica, que el lunes recalcó la fortaleza de su balance a pesar "del entorno actual de alta incertidumbre, la volatilidad en los mercados bursátiles y las restricciones en los mercados de crédito". Reafirmó, además, sus previsiones para 2008, que auguran un crecimiento de ingresos del 8% y del 19% en su resultado operativo.

"Telefónica quiso adelantarse a la presentación de sus resultados, para la que aún quedan semanas [será el 14 de noviembre], y dejar claro que las cosas le van bien y que el mercado la ha estado castigando sin pensar, llegando demasiado lejos", aseguraba Ignacio Cantos, director de renta variable de Atlas Capital. La vorágine de las Bolsas de la pasada semana se llevó por delante el 20,5% de su valor bursátil.

Más información
COMPRE LA EDICIâN DE HOY EN PDF

Precisamente, aprovechando las rebajas en el parqué, la operadora amplió su plan de recompra de acciones en 50 millones de títulos y sus seis principales directivos fueron más allá, desembolsando cada uno un millón de euros en acciones de su compañía. "Telefónica va a sufrir a corto plazo, pero no a medio y largo, y los directivos lo aprovechan", apuntaba Cantos.

"Hay que recuperar la perspectiva, estos mensajes son una estrategia positiva para tranquilizar a los inversores", señalaba Iván San Félix, de Renta 4. "También es un plan para mejorar la remuneración de los accionistas que es útil cuando hay caja disponible", matizaba.

Otra operadora, Jazztel, recogió ayer el guante lanzado por Telefónica. æpermil;sta quería que las empresas que se sintieran fuertes pese a la crisis dieran un paso al frente y lo dijeran, con el objetivo de restablecer la confianza del mercado. Y Jazztel ha lanzado su mensaje; tiene una escala más reducida que el de su rival, pero se basa en los mismos principios: reafirmar previsiones destacar sus resultados.

Pero los mensajes también llegan de otros sectores. Almirall aprovechó la presentación de los avances conseguidos con su medicamento de bromuro de aclidinio para señalar que prevé un crecimiento en 2009 de un dígito en ventas, Ebitda y beneficio manteniendo un dividendo de entre el 35% y el 40%.

Sus principales accionistas, Jorge Gallardo y Daniel Bravo, que controlan el 45,09%y el 24,67%del grupo, respectivamente, desvelaron su plan de compra de hasta el 5% del capital. "La compra de acciones realmente es un dividendo encubierto que trata de recuperar una cotización que estaba a niveles muy bajos", afirmaba Paloma Brujas, de Renta 4.

La misma estrategia siguió un día antes Acerinox, que ha completado la compra del 1% de su capital. "La evolución del precio de la acción en la actual coyuntura bursátil, así como la solidez financiera de la sociedad avalan la oportunidad de dicha adquisición", aseguraba el grupo. Mientras, la farmacéutica Zeltia afirma contar con financiación suficiente para acometer sus inversiones hasta 2010 y Sol Meliá desveló que cuenta con liquidez suficiente para afrontar su deuda hasta 2010.

Buscar la tranquilidad en el parqué

Ante la debacle financiera, no es de extrañar que nuevas compañías se lancen a transmitir señales de confianza. "Supongo que sí habrá más mensajes en la misma línea, también las empresas que no están bien dirán que las cosas no les van tan mal", apuntaba Nicolás López, de MG Valores. No opina lo mismo Iván San Félix, de Renta 4, quien ve poco probable que los grupos financieros o constructores sigan la misma línea. "Sí veo nuevos anuncios por parte de compañías con negocios recurrentes como eléctricas o farmacéuticas que tienen sus ingresos asegurados", afirmaba. "Es difícil que las constructoras hagan mensajes similares en cuanto a la compra de títulos debido a los niveles de deuda que tienen, pero dado el bajo precio que tienen las acciones tampoco lo podemos descartar", aseguraba Ignacio Cantos de Atlas Capital. "OHL también ha lanzado un plan de recompra de acciones del 5% de su capital, pero el mercado está irracional y estas operaciones puede que no sirvan para nada", afirmaba.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_