Medidas contra la crisis

El PP pide garantías de que no se emita deuda si el interés que hay que pagar es muy alto

El Partido Popular ha pedido a Pedro Solbes que haya garantías de que no se emitirá deuda si el precio de ésta debe ser muy elevado, según informaron fuentes populares. Esta es una de las cuestiones que el PP ha propuesto al Gobierno para que introduzca en el desarrollo de los decretos sobre las medidas para hacer frente a la crisis financiera, que se aprobarán el próximo lunes.

Los populares darán su aval a estos dos decretos, por los que se crea un fondo de 30.000 millones, ampliable a 50.000, para la adquisición de activos financieros y otro para avalar a las entidades financieras por un importe de hasta 100.000 millones de euros.

No obstante, las fuentes consultadas precisan que están estudiando si se debería dar rango de Ley a alguna de las cuestiones que ha planteado el PP en relación con los mismos, sobre todo en el aspecto relacionado con el control que debería ejercer el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cualquier caso, el PP quiere que en el desarrollo de estos dos decretos se introduzcan una serie de mecanismos de control y unas garantías para evitar la arbitrariedad en la compra de activos y en la concesión de avales y también para evitar, en la medida de lo posible, que se eleve el coste de las medidas.

En este sentido, una de las reflexiones que hace el equipo económico del PP se refiere al coste que supondrá emitir deuda hasta 50.000 millones para financiar la compra de activos. La emisión española de deuda tendrá que competir con la que emitan otros países, esto puede provocar que, para colocar la deuda, se eleve el tipo de interés que haya que pagar por la misma, algo que, acabará determinando el mercado.

Por ello, y para evitar que los costes de la deuda se disparen, los populares han planteado ya al Ministerio de Economía que se introduzca una "garantía" en el desarrollo reglamentario de los decretos, de que no se emita deuda a partir de un determinado porcentaje de coste que aún no está especificado. Las fuentes consultadas por Europa Press explicaron que la propuesta se ha realizado ya y que ha de estudiarse junto con los responsables del Tesoro.

Previsiblemente, ésta será una de las cuestiones que negocie el responsable económico del PP, Cristobal Montoro, en las conversaciones que tiene previsto mantener con el Ministerio de Economía, con cuyo titular, Pedro Solbes, ya ha quedado para ir intercambiándose planteamientos a medida que el Ministerio vaya avanzando en la redacción del texto que desarrolla los dos decretos.

Consecuencias para los directivos

Otro de los planteamientos que también trasladó ayer el presidente de los populares, Mariano Rajoy, al presidente Zapatero, y que éste aceptó, es que el Banco de España tenga un papel de gestión en la compra de estos activos.

Según las fuentes populares consultadas por Europa Press, el planteamiento que harán, para que se incluya en el desarrollo de los decretos, es que el Banco de España tenga un papel determinante en la toma de decisiones para realizar las operaciones de compra de activos, ya que es quien tiene la información de la situación de las entidades financieras.

En este sentido, el PP quiere que se introduzcan una serie de criterios a la hora de realizar estas operaciones y, uno de ellos, será el de apoyar a quien más lo necesite, es decir, a quien peor situación tenga.

No obstante, en estos casos, propondrán al Ministerio de Economía que haya consecuencias para los directivos que no hayan gestionado bien sus entidades. Las fuentes consultadas por Europa Press precisaron que ésta no es una cuestión que se pueda introducir en el desarrollo reglamentario de los decretos, pero sí piensan que se debe tener en cuenta en la aplicación de los mismos. Es decir, que si es necesario socorrer a una determinada entidad, también se haga el planteamiento de si quien la gestiona lo ha hecho bien o no, en cuyo caso, los populares consideran que debería haber consecuencias.

Comparecencia de los técnicos en el Congreso

En cuanto al control parlamentario, a posteriori, de las operaciones que se realicen, Zapatero ya avanzó ayer que no planteará la creación de una comisión 'ad hoc' para ello. Algo que, según fuentes del PP tampoco es necesario, ya que creen que la propia Comisión de Economía del Parlamento o una subcomisión dentro de la misma pueden realizar esta función.

Sin embargo, los populares sí quieren un control parlamentario más exhaustivo y que no se limite sólo a una comparecencia cada cuatro meses como propone el Ejecutivo. Por ello y para lograr un mayor control, plantearán que sean los técnicos del Banco de España, entre ellos, el Jefe de la Inspección y del Tesoro, así como el abogado del Estado, quienes acudan al Parlamento para explicar los detalles de las operaciones que se lleven a cabo o de los avales que se concedan.