Mercados

El Ibex recupera un 2,7% pese a las dudas en Wall Street

La falta de brío en las plazas estadounidenses ha aguado la fiesta a los principales índices europeos que durante toda la mañana habían registrado fuertes ganancias -en el caso del Ibex han llegado a ser del 6,2%- alejándose de los mínimos del viernes y confirmando la recuperación iniciada ayer.

La fiesta alcista a la que ayer se apuntaron las Bolsas mundiales tenía fecha de caducidad. Y es que aunque los índices europeos lo han intentado, las caídas que sufre Wall Street han roto las esperanzas de los inversores que esperaban que los parqués del Viejo Continente pudieran vivir una nueva jornada de suculentas ganancias. No ha sido así pero tampoco ha sido una sesión negativa ya que han logrado despedir la jornada con números verdes. En el caso del Ibex, las ganancias han sido del 2,7% y le han servido para cerrar por encima de los 10.000 puntos, lejos de los 10.500 marcados en algunos momentos de la sesión.

Y es que todavía es pronto para echar las campanas al vuelo. "A pesar de los rebotes con los que ha empezado la semana, no nos atrevemos a asegurar que ha llegado el momento de la recuperación puesto que la incertidumbre y la volatilidad son todavía muy altas", explican desde Self Trade. Los expertos de la firma de análisis consideran que "todavía hace falta que se revisen a la baja las estimaciones de beneficios de consenso para los próximos años. Especialmente el año que viene, éstos se deberían debilitar considerablemente puesto que la situación de la economía real será peor que la de este año".

Durante la jornada de hoy, los inversores han estado pendientes de los detalles sobre el plan de rescate de la banca estadounidense. El Gobierno de Bush destinará 250.000 millones de dólares a la compra de acciones preferentes de entidades financieras. "La sostenibilidad y continuidad de los rebotes bursátiles dependerá de que las medidas se vayan implementando de forma adecuada y tengan un positivo efecto en el sistema financiero y en la actividad económica. Para ver si las medidas van surtiendo efecto, será clave seguir de cerca el interbancario y los spreads de crédito, de cuya normalización progresiva depende la estabilización de las Bolsas", aseguran los expertos de Renta 4.

Todas las Bolsas europeas han echado el cierre con ganancias. El Dax Xetra alemán se ha revalorizado un 2,7% mientras que el Ftse de Londres y el Cac de París han avanzado un 2,9% y un 2,75%, respectivamente.

En el parqué español, los mayores avances han sido para el sector financiero. Popular y BBVA han despedido la jornada con ganancias superiores al 6% al tiempo que los títulos de Santander lo han hecho con un avance del 0,88%. Aunque ha conseguido cerrar en positivo, el mercado ha penalizado la compra del banco estadounidense Sovereign del que poseía un 25%. Sin embargo, esta compra ha sido aplaudida por los analistas que la ven poco arriesgada. El sector financiero en general ha registrado un excelente comportamiento en todas las plazas europeas, salvo Fortis, que ha vuelto a cotizar, tras días suspendido, con un recorte del 76,5%.

Las energéticas también han escalado a las primeras posiciones. Iberdrola Renovables ha ganado un 4,5% recuperando parte del terreno perdido la pasada semana. En cuanto a los pesos pesados del mercado, Telefónica ha recuperado un el 4,1% a pesar de que Goldman Sachs ha recortado su precio objetivo.

Iberdrola, que hoy también ha recibido una rebaja en su precio objetivo por parte de UBS, no ha tenido en cuenta el informe de la firma suiza, y avanza un 4,24%. El recorte en la valoración no ha sido sólo para la eléctrica española sino que también ha sido para empresas del sector como E.on, EDF y RWE.

No todos los valores del Ibex han conseguido despedir la jornada en positivo. Sacyr e Inditex han protagonizado los descensos más sonados. El grupo constructor ha perdido un 7,5% tras anunciar que eliminará puestos de trabajo.

En el mercado de divisas, el euro subió hoy y se cambió a 1,3630 dólares frente a los 1,3590 dólares de ayer por la tarde. El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,3752 dólares.